La cumbre UE-Chino no sacó ningún comunicado final

5 de junio de 2017

5 de junio de 2017 — Con una mezcla de arrogancia y obsesión con el asunto climático, la Unión Europea (UE) arruinó toda oportunidad de tener una resolución final después de su cumbre en Bruselas con China. La delegación china, presidida por el Primer Ministro Li Keqiang, no estuvo dispuesta a unirse al frente de la UE en contra del Presidente estadounidense en torno al fraude del cambio climático. También fue clave en el banderillazo final al comunicado final el hecho de que los europeos no estuvieron dispuestos a establecer un compromiso claro para implementar el estatus en la Organización Mundial de Comercio (OMC) que ya se le había prometido a China para fines del 2016. El Premier Li dijo que las consideraciones sobre medidas proteccionistas en la UE en contra de importaciones de China violan las normas de la OMC y que bajo estas condiciones China no podía firmar un acuerdo de libre comercio con Europa.