Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

La pregunta de Putin es correcta: ¿Se han vuelto locos los estadounidenses?

6 de junio de 2017
Entrevista del Presidente Vladimir Putin de Rusia en NBC (foto en.kremlin.ru)

6 de junio de 2017 — Esta semana va a haber otra ronda de histeria en torno a la cacería de brujas macarthista que ya lleva casi un año, emprendida por los políticos “liberales” y los “medios liberales” de Estados Unidos en contra del propósito de Donald Trump de establecer una relación de cooperación con Rusia, y con China.

Uno de los principales perros de presa demócratas, el senador Mark Warner, de la Comisión de Inteligencia del Senado, reconoció en la televisión el domingo pasado que no hay ninguna evidencia de “colusión” entre Trump y los rusos. “Solo un montón de humo”, dijo el senador Warner. Y con ese humo se han apresurado los “liberales” para acusar a Trump de “obstrucción de la justicia” por haber despedido al director del FBI.

El Presidente Vladimir Putin de Rusia le planteó la pregunta correcta a los ciudadanos estadounidenses en una entrevista con la cadena de TV NBC, en la cual lo acusaban repetidamente de subvertir a Estados Unidos y tratar de controlarlo: “¿Se han vuelto locos todos ustedes?”, le dijo Putin a la entrevistadora.

Luego de casi una década desde el crac económico financiero en Estados Unidos, y de la desesperación que generó en amplios sectores de la población estadounidense, ¿ahora quieren los “liberales” revivir a J. Edgar Hoover y al senador Joe McCarthy como excusa de todo ello?

Desde que se derrumbaron los bancos y la Economía de Estados Unidos hace nueve años, ha surgido en el mundo un nuevo orden económico de desarrollo de la infraestructura, de crédito para el desarrollo industrial de alta tecnología, para la ciencia y la exploración del espacio. Se está extendiendo en torno a la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China, también llamada ahora la “Nueva Ruta de la Seda” de crecimiento económico y de conectividad; y Rusia está empeñada en esto plenamente. Igual que la mayoría de los países de Asia, África y de Sudamérica, entre los que se cuentan aliados esenciales de Estados Unidos en Asia, como Japón y Corea del Sur.

Si los estadounidenses quieren reconstruir su economía y volver a ser una potencia industrial prominente, una potencia científica, una potencia en la exploración especial, entonces querrán cooperar con estas iniciativas de progreso económico. Entonces querrán que el Presidente Trump avance en la cooperación que ha iniciado con el Presidente Xi Jinping de China.

Y luego está la lucha internacional cada vez más efectiva en contra del terrorismo y el derramamiento de sangre del Estado Islámico (EIIS, Daesh) y al-Qaeda, en cuya lucha el Presidente Putin juega un papel destacado.

Es necesario cambiar la política económica de Estados Unidos: Se tiene que restaurar la Ley Glass-Steagall, se tiene que crear un banco nacional hamiltonianio; y la exploración espacial tienen que volver a ser una gran misión nacional de nuevo.

Pero para restaurar las capacidades de Estados Unidos, son esenciales las relaciones de cooperación con China y con Rusia, y con el nuevo sistema de la Nueva Ruta de la Seda. Esos que buscan el enjuiciamiento, e incluso algunos hasta el asesinato del Presidente por querer hacer eso, ciertamente que por lo visto se han vuelto completamente locos.