Rudskoy: se paró la guerra civil en Siria

12 de junio de 2017

12 de junio de 2017 — El teniente general Sergei Rudskoy, jefe del Directorio Operativo Central del Estado Mayor Conjunto ruso, le dijo a los reporteros en el Ministerio de la Defensa en Moscú que la situación en Siria ha mejorado significativamente después de que se firmó el memorando de Astana en donde se crean las zonas de distensión. “De hecho, se paró la guerra civil en Siria” afirmó. “Ya se están renovando las escuelas para que los niños puedan volver a estudiar. En solo un mes, organizaciones internacionales han enviado 14 convoyes humanitarios, lo que ha vuelto la vida más llevadera para los lugareños”.

Horas después, en Washington, DC., el vocero del Pentágono, capitán Jeff Davis le dio las gracias a los rusos por calmar la situación en al-Tanf, Siria. “Le pedimos ayuda a los rusos” y los rusos han sido “muy útiles” en limitar los enfrentamientos entre las fuerzas asociadas a Estados Unidos en el pueblo fronterizo de al-Tanf y las fuerzas del gobierno del Presidente sirio Bashar al-Assad, respaldadas por combatientes del Hezbolá. Davis dijo que la zona fronteriza estaba bastante calmada el 9 de junio en comparación con el día 8, cuando F-15 de EU derribaron un vehículo aéreo grande no tripulado, un dron, que había arrojado municiones en una zona controlada por las fuerzas respaldadas por EU.

Ayer Reuters informó, con citas de funcionarios estadounidenses anónimos y regionales, que Estados Unidos y Rusia están negociando una “zona de distensión” en el suroeste de Siria, en donde se excluiría la participación de Irán. Los enviados especiales de Rusia y EU en Siria, Alexander Lavrentiev y Michael Ratney y otros funcionarios se han reunido por lo menos dos veces en la capital de Jordania, Amman, en las dos últimas semanas y de nuevo se van a reunir para conversar, dijeron estos funcionarios. La zona de distensión propuesta incluiría las provincias de Deraa, que hacen frontera con Jordania, y Quneitra, que hace frontera con los Altos del Golán ocupados por Israel. “Las dos partes están en el proceso de definir sus límites... y cuáles serían las fuerzas extranjeras que estarían en el terreno. Pero tiene muchas fallas en la forma en que debe implementarse” le dijo una fuente de inteligencia regional anónima a Reuters.