Segunda parte de la entrevista de Oliver Stone con Vladimir Putin en la red Showtime del martes 13 de junio (paráfrasis)

15 de junio de 2017

15 de junio de 2017 — Putin: Nosotros propusimos un programa conjunto BMD [sistema de Defensa contra Misiles Balísticos] con Estados Unidos, pero ellos lo rechazaron. Después se salieron del Tratado INF [fuerzas nucleares de alcance intermedio] y empezaron a desplegar los sistemas BMD en el este de Europa, alegando que eran necesarios debido a Irán, que ahora sabemos claramente no era verdad. En sí mismo, el sistema ABM ya era una amenaza al equilibrio de poder, pero también es cierto que el mecanismo de lanzamiento se podía transformar fácil y rápidamente en un arma ofensiva. No nos quedó otra alternativa que responder construyendo las medidas para contrarrestar eso para proteger a nuestro país; y así se inició una carrera armamentista. Ese fue un gran error estratégico por parte de Occidente, que alteró el equilibrio.

Sobre cómo desarrollaron primero las armas atómicas: Los rusos también estaban trabajando sobre esto, con científicos rusos y alemanes, aunque también recibieron inteligencia del programa estadounidense. Ustedes recordarán a los Rosenberg, a quien ustedes electrocutaron, pero ellos eran solo los mensajeros; la información provino de los científicos quienes tenían la perspicacia de ver que debería de haber un equilibrio de estas armas poderosas; tenían más conciencia que los políticos.

Hay un grave peligro en el hecho de que cualquiera de los bandos pueda creer que puede sobrevivir tras un escudo antimisiles, ya que les permite pensar en que la guerra nuclear es posible. Nadie sobreviviría a una guerra nuclear.

Sobre la crisis de los misiles cubanos: Yo no soy un admirador de Khrushchev, pero él respondía al despliegue de misiles de Estados Unidos en Turquía.

Oliver Stone describe la película “How I Learned to Love the Bomb” (Dr. Insólito, o cómo aprendí a dejar de preocuparme y amar la bomba) y después la vieron juntos. Putin comentó: muy poco ha cambiado, solo armas más sofisticadas.

Hay algunos en Occidente que piensan en términos de 25 a 50 años hacia el futuro y tienen una perspectiva diferente de Rusia. El problema es que la mayoría de los políticos solo piensan de una elección a otra, y juzgan todo en términos de las ventajas a corto plazo, en vez de las consecuencias a largo plazo.

Sobre Afganistán: Estábamos dispuestos a ayudar a Estados Unidos, dado que compartimos la misión de destruir al terrorismo. Pero nos dijeron que no planeaban quedarse ahí para siempre, solo unos cuantos años. Pero ahora...

Sobre Ucrania: Estados Unidos apoyó muy abiertamente la revolución de color del 2004, elogiaban a Yushchenko y Tymoshenko como demócratas, pero incluso cuando se apoderaron del poder nosotros seguimos manteniendo relaciones con ellos. Pero eran muy impopulares y la población votó para sacarlos en el 2010; entonces Estados Unidos se puso a trabajar de nuevo para socavar al gobierno electo. No estaban interesados en la libertad del pueblo ucraniano para decidir, sino solo en parar a como diera lugar cualquier reacercamiento entre Ucrania y Rusia. Así que apoyaron a los nacionalistas radicales.

Después de la caída de la URSS, ya no había necesidad de que existiera la OTAN. Yo le propuse incluso a Clinton que Rusia se uniera a la OTAN y él creyó que era una buena idea. Pero después propuso los sistemas ABM y Bush los implementó. Necesitaban la imagen de un enemigo para sostener su poderío militar y mantener un mundo unipolar.

Yo me asombraba cuando veía los noticieros occidentales después de que Georgia invadió Osetia del Sur. ¡Era Rusia la que estaba invadiendo Georgia! ¡Nosotros éramos los agresores! Era Bush, todos los medios. Sorprendente.

Sobre la vigilancia: Nosotros no tenemos vigilancia masiva. A una pregunta sobre la enorme población musulmana que tienen respondió: Los musulmanes en este país son rusos. Hay libertad de creencias.

Nosotros no tenemos objeciones a que Estados Unidos espíe en nuestro país. Nosotros necesitamos saber qué está sucediendo en Estados Unidos y ellos necesitan saber sobre nosotros. Pero Estados Unidos tiene sistemas mucho más poderosos que los nuestros.

Sobre homosexualidad: No existen restricciones a la orientación sexual entre los adultos. La ley que occidente ha atacado solo está dirigida en contra de los esfuerzos por promover la homosexualidad entre los niños. Una vez que alguien alcanza los 18 años de edad, no tiene ninguna restricción. Ninguna en absoluto. No permitimos los matrimonios homosexuales o las adopciones de niños por parte de parejas homosexuales porque creemos en que los niños necesitan crecer en una familia normal, con una madre y un padre, que les permita tener bases para elaborar juicios.

Sobre Snowden: lo contactamos cuando estuvo en China y le dijimos que no queríamos tener nada que ver con él. Después se apareció en nuestro aeropuerto y no pudo abandonarlo. Finalmente lo dejamos que se quedara. Pero lo que hizo está mal. No es un traidor pero debió haber renunciado.

A una pregunta sobre la extradición de Snowden: Durante años tratamos de arreglar un tratado de extradición con Estados Unidos. Hay muchos delincuentes rusos en EU, pero EU se negó a firmar un tratado de extradición. Así que no había bases para extraditar a Snowden; de acuerdo con nuestras leyes él no cometió ningún delito.

Sobre las acusaciones de que Putin es autoritario, de que no hay libertad de expresión ni de prensa: Hay más de 100 estaciones de radio y televisión en el país sin ningún control gubernamental. Esto sería imposible. En cuanto a la libertad de expresión, Rusia tiene ahora muchísimos partidos, todos gozan de libertad de expresión (muestran un debate presidencial con Putin en el escenario en donde otros tres candidatos están despotricando en contra de él, de que es un tirano que debe ser destituido).

Sobre las elecciones en EU antes de que se celebraran: Yo no tengo ninguna preferencia por ningún candidato. De cualquier forma, siempre es la misma política. Yo solo desearía que quienquiera que resulte electo trate de tener buenas relaciones con Rusia.