Crecen los conflictos del fiscal especial Mueller; contrata abogados demócratas para su equipo

15 de junio de 2017

15 de junio de 2017 — Continua deteriorándose la imagen de “tipo fiable por encima de toda sospecha” de Robert Mueller, debido a que aparecen cada vez más conflictos con la contratación de partidarios de Clinton y Obama como parte de su equipo encargado de investigar al Presidente Trump.

Según diversos informes de prensa, tres de los abogados de más alto nivel, James Quarles, Jeannie Rhee y Andrew Weissman, que Mueller contrató para su equipo, le han donado $53,000 dólares en el período reciente a Clinton, Obama y causas demócratas. La mitad de lo donado provino de Quarles, pero todos donaron lo máximo posible o casi lo máximo, a las campañas de Clinton y de Obama.

Esto se agrava por el conflicto que destacó ayer el consultor del noticiero Fox Gregg Jarret en torno al testimonio del Procurador General Sessions, sobre la estrecha relación del despedido ex director del FBI, James Comey, con Mueller y de que profesionalmente es tan estrecha que no es posible que sea Mueller el que investigue las acusaciones de Comey, ni a Comey mismo. Ahora que Comey ha admitido ser el filtrador, Mueller debería estar obligado a investigar si Comey violó la ley. En cualquier caso, ya sea que Comey sea testigo o uno de los acusados, Mueller no debe presidir la investigación y se le debe de sacar por conflicto de intereses.