Rusia rompe comunicaciones sobre zonas de distensión con las fuerzas armadas de Estados Unidos

20 de junio de 2017

20 de junio de 2017 — El Ministerio de la Defensa de Rusia respondió al derribo de un avión de la Fuerza Aérea de Siria este domingo 29, por parte de una nave estadounidense, con el anuncio de que a partir del lunes 19, se clausuraba la línea de comunicaciones sobre la zona de distensión entre los cuarteles generales de EU en Catar y la base aérea de Rusia en Latakia, Siria.

“A partir del 19 de junio del año en curso, el Ministerio de la Defensa de la Federación Rusa ha dado por terminada su interacción con el lado estadounidense, bajo el memorando para evitar incidentes y garantizar vuelos seguros durante las operaciones en Siria y exige que el comando de EU lleve a cabo una investigación exhaustiva e informe sobre los resultados y medidas tomadas”, dice la declaración del Ministerio de la Defensa. “El derribo de un avión de la Fuerza Aérea de Siria en el espacio aéreo sirio es una cínica violación de la soberanía de Siria. Las repetidas operaciones de combate de Estados Unidos, bajo el velo de combate al terrorismo, en contra de las fuerzas armadas legítimas de un Estado miembro de la ONU, son una violación flagrante del derecho internacional, además de ser, efectivamente, una agresión militar en contra de la República Árabe de Siria”, agrega el Ministerio.

Rusia considerará cualquier vuelo dentro de la zona de las operaciones de su grupo de la Fuerza Aérea en Siria como blancos legítimos, subrayó el comunicado del Ministerio. “Cualquier aeronave, incluyendo aviones y drones de la coalición internacional, que las Fuerzas Aéreas de Rusia detecten en sus zonas de operaciones al occidente del Río Eufrates, serán consideradas blancos aéreos por las defensas antiaéreas en tierra y las aeronaves de defensa aérea de Rusia” dice el comunicado. La razón para la clausura, dicen los rusos, es que había aeronaves rusas operando en esa misma zona en el momento en que ocurrió el derribo, y Estados Unidos no utilizó en ese momento la línea de comunicación de distensión. “Nosotros consideramos que las acciones del Comando de Estados Unidos constituyen un incumplimiento deliberado de sus obligaciones bajo el memorando para evitar incidentes y garantizar vuelos seguros durante las operaciones en Siria firmado el 20 de octubre del 2015”, subraya el Ministerio de la Defensa.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, hablando desde Pekín, donde se reunió con su homólogo chino, le hizo un llamado a Estados Unidos y a sus aliados para que respeten la soberanía de Siria.

“Las zonas de distensión son una de las posibles opciones para poder avanzar juntos” en contra del terrorismo. “Le hacemos un llamado a todas las partes para que eviten tomar medidas unilaterales, respeten la soberanía de Siria y se unan al trabajo común que se acordó con el gobierno de la República Árabe Siria” afirmó Lavrov. “En cuanto a los acontecimientos dentro de la República Árabe Siria, es necesario respetar cabalmente la soberanía y la integridad territorial de Siria. Por lo tanto, cualquier acción en el terreno, y hay muchas parte involucradas, incluyendo a los que lleven a cabo operaciones militares, tiene que estar coordinada con Damasco” dijo Lavrov. Esto es lo que Rusia ha estado haciendo con Turquía e Irán en el proceso de Astana, dijo.

El Comando General de Siria denunció el derribo, inmediatamente después de sucedido, calificándolo de una “agresión flagrante” que “sin duda alguna confirma la posición real de Estados Unidos en apoyo al terrorismo, que tiene el objetivo de afectar las capacidades del Ejército Árabe Sirio, la única fuerza activa, junto con sus aliados, que practican su derecho legítimo a combatir el terrorismo por toda Siria”. Agrega que el piloto sirio llevaba a cabo un ataque en contra del Estado Islámico (EIIS) cuando fue derribado por un avión estadounidense.