Mattis y otros oficiales rechazan una confrontación más generalizada con Irán

20 de junio de 2017

20 de junio de 2017 — De acuerdo a un artículo del 16 de junio en Foreign Policy, dos funcionarios del Consejo de Seguridad Nacional (NSC por siglas en inglés), Ezra Cohen-Watnick, director general de Inteligencia del NSC, y Derek Harvey, el principal asesor sobre el Medio Oriente del NSC, están presionando para que haya una política más agresiva contra Irán, que incluya una ofensiva militar en el sureste de Siria, pero altos oficiales, entre ellos el Secretario de la Defensa, James Mattis, se resisten a esa presión.

“A pesar de que algunos altos funcionarios de la Casa Blanca están presionando por adoptar una posición más agresiva, Mattis, algunos comandantes militares y altos diplomáticos de Estados Unidos se están oponiendo todos a crear un frente más amplio en contra de Irán y sus apoderados en el sureste de Siria, considerándolo como una medida riesgosa que podría arrastrar a EU a una confrontación peligrosa con Irán, dijeron oficiales de la Defensa. Dicho enfrentamiento podría desatar represalias en contra de las tropas estadounidenses desplegadas en Iraq y Siria, en donde Teherán tiene miles de combatientes armados en milicias shiítas y tiene desplegados a cientos de oficiales de la Guardia Revolucionaria” informa Foreign Policy. Los oficiales agregaron que “Mattis, el general Joseph Dunford, jefe del Estado Mayor Conjunto y Brett McGurk, el diplomático estadounidense que supervisa la coalición en contra del Estado Islámico, todos están a favor de mantenerse enfocados en sacar al Estado Islámico de lo que queda de sus reductos, incluyendo la ciudad siria de Raqqa. Uno de los oficiales de la Defensa dijo que ‘esa es la estrategia que se aprobó y ahí es donde está nuestro esfuerzo”’.