Aparece operación de “bandera falsa” en contra de la posible reunión Putin-Trump y su posible cooperación en Siria

30 de junio de 2017

29 de junio de 2017 — La secuencia de acontecimientos en relación a una posible reunión entre el Presidente de EU, Donald Trump y el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, sugiere claramente una operación en marcha para impedirla, que utilizaría otra operación de bandera falsa, con otro supuesto ataque con armas químicas en Siria. Más o menos a mediodía del lunes 26, la agencia de noticias Associated Press publicó un reportaje donde señala que Trump está ansioso por reunirse con Putin en Hamburgo “con todo el bombo y platillo diplomático”, pero que dentro del gobierno había profundas divisiones al respecto. A esto le siguieron un poco después, informes de que el Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov y el Secretario de Estado de EU, Rex Tillerson, habían hablado por teléfono, a instancias de Estados Unidos.

“Los ministros de Relaciones Exteriores discutieron temas relacionados a soluciones para la crisis en Siria, entre ellas la necesidad de consolidar el cese al fuego, en particular a través del proceso Astana, intensificar el combate en contra de grupos terroristas y frenar los intentos por usar agentes químicos tóxicos” informó en declaración el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia. “El señor Lavrov le urgió a Washington que tomara medidas para evitar provocaciones en contra de tropas del gobierno sirio que están combatiendo a los terroristas”.

Unas horas más tarde, apareció la provocación que denunciaba Lavrov, con una declaración de la Casa Blanca, atribuida al vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, en donde se alegaba que la inteligencia estadounidense había detectado señales de preparativos para un nuevo ataque químico por parte del gobierno sirio en contra de la población civil.

“Estados Unidos ha identificado posibles preparativos del régimen de Assad para otro ataque con armas químicas que muy posiblemente resultaría en el asesinato masivo de civiles, entre ellos niños inocentes”, dijo el vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer. “Si... el señor Assad lleva a cabo otro ataque de asesinatos masivo usando armas químicas, él y sus fuerzas armadas van a pagar un alto precio”. El New York Times sugiere en su reseña de esto, que el mensaje parece diseñado para montar el escenario para otro posible ataque militar.

El Kremlin respondió el martes 27 temprano de manera oficial, denunciando la declaración de la Casa Blanca.

“Supimos sobre esta declaración. No sabemos cuales sean las bases para esto. Y por supuesto estamos categóricamente en desacuerdo con la expresión ‘otro ataque’ ”, dijo el vocero de la Presidencia Rusa, Dmitri Peskov. “También consideramos inaceptable cualquier amenaza similar en contra del liderato legítimo de la República Árabe Siria”. La amenaza de un ataque con armas químicas proviene realmente del EIIS, no del gobierno sirio, subrayó Peskov. “Se han registrado repetidamente casos en donde los terroristas del Daesh han empleado sustancias químicas tóxicas. Existe una amenaza potencial de que se repita una provocación de este tipo” dijo Peskov.

Los británicos usualmente están metidos en estas provocaciones y este caso no es la excepción. El Secretario de la Defensa del Reino Unido, Michael Fallon dijo el martes 27 que Estados Unidos no ha compartido ninguna evidencia sobre alguna amenaza específica de ataque con armas químicas pero que los británicos van a respaldar otro ataque de Estados Unidos en contra de las fuerzas del gobierno de Siria.

“Nosotros hemos sido muy claros, el empleo de armas químicas por parte del régimen sirio es absolutamente aborrecible y la última vez que Estados Unidos emprendió acciones para hacerse cargo de los aviones y la base aérea desde donde se utilizaron las armas químicas, nosotros apoyamos totalmente su ataque” le dijo Fallon a BBC. El Reino Unido apoyaría cualquier ataque de EU contra Assad siempre y cuando sea proporcional, legal y necesario, agregó Fallon.

Según las reseñas del New Yor Times y del diario londinense Guardian, la declaración de la Casa Blanca cogió desprevenidos a oficiales de las fuerzas armadas de Estados Unidos.

El Comando Central de EU dijo en declaración para el Guardian que “con relación a este asunto, no tenemos ninguna información que agregar a lo que ya se ha dicho”. Todos estos acontecimientos sucedieron un día después de que apareció en el Die Welt de Alemania un artículo investigativo de Seymour Hersh, en donde pone al descubierto que no hubo ninguna inteligencia que respaldara la aseveración de que las fuerzas del gobierno sirio habían llevado a cabo el ataque con armas químicas en el incidente en Khan Sheikhoun, Siria del 4 de abril. Una de las fuentes de Hersh advirtió que, al ordenar un ataque con misiles crucero en contra de una base militar siria, Trump le dio a los yihadistas lo que ellos querían y sentó las bases para que se produjera otro ataque con una bandera falsa.