Lozansky, experto en Rusia: Trump debería voltear hacia los antiguos asesores de Reagan por ayuda para resolver la crisis en las relaciones bilaterales

1 de julio de 2017

1 de julio de 2017 — En un artículo de opinión publicado el 25 de junio en The Washington Times, Edward Lozansky, presidente de la Universidad Americana en Moscú y miembro del Comité Americano para un Acuerdo Este-Oeste, exhortó al Presidente Trump para que aproveche el consejo experto de miembros del círculo de allegados al ex Presidente Ronald Reagan, quienes estuvieron muy involucrados en las negociaciones de Reagan con el entonces Presidente de Rusia Mikhail Gorbachev para tratar de reparar las relaciones entre Estados Unidos y Rusia.

Si Trump quiere cumplir con su promesa de campaña de que mejoraría las relaciones con Rusia, recomienda Lozansky, entonces tiene que usar el recurso valioso que representan individuos como el ex Secretario de Estado James Baker, el ex Diplomático Chas Freeman, el antiguo Embajador ante la URSS, Jack Matlock y el comentarista político Pat Buchanan, entre otros, para resolver la crisis actual en las relaciones bilaterales, que son tan malas “que uno podría esperar que en cualquier momento las dos potencias lleguen a una confrontación militar directa, con resultados catastróficos para todos”.

Trump y el Presidente Putin tienen programado reunirse en la cumbre del G-20 en Alemania, destaca Lozansky, y “las buenas nuevas es que ambos presidentes están ansiosos por trabajar para lograr una relación mutuamente beneficiosa entre Estados Unidos y Rusia”. Sin embargo, advierte, “necesitamos a los hombres sabios de Reagan para que ayuden a sobreponerse a los esfuerzos de quienes tienen otros objetivos y metas que no tienen nada que ver con la seguridad de Estados Unidos y la sobrevivencia de la humanidad”. Lozansky recuerda lo que dijo Reagan sobre quienes se oponían a su acuerdo nuclear con Gorbachov: “Algunas de las personas que son las que más objetan, ya sea que se den cuenta o no, son personas que están aceptando en lo más profundo de sus pensamientos, que la guerra es inevitable”.

No queda mucho tiempo para maniobras políticas, asevera Lozansky. “El Señor Trump debe proseguir con lo que prometió durante la campaña electoral usando la bandera de Reagan”.

El ex senador demócrata Sam Nunn de Georgia hizo comentarios similares en entrevista publicada el 20 de junio en el portal electrónico del Comité Americano para un Acuerdo Este-Oeste, del cual él es miembro. Celebrando el 25 aniversario del programa Reducción Cooperativa de la Amenaza Nunn-Lugar (CTR), que le ayudó a Rusia a asegurar y eliminar las armas nucleares de la antigua Unión Soviética, Nunn le dijo a la reportera Mariana Budjeryn que “la lección principal aprendida del programa CTR es que, en el mundo actual, donde las naciones ya no tienen el monopolio de las armas de destrucción y daños masivos, tenemos una alternativa entre la cooperación o la catástrofe. Y esa alternativa es vigente. Esa fue la principal lección aprendida por mucha gente, pero ni con mucho lo suficiente. En este momento, pareciera que hemos olvidado la lección, tanto en Estados Unidos como en Rusia”.