Veterano de la IDE a Trump: planifica avances tecnológicos como China

5 de julio de 2017

3 de julio de 2017 — Uno de los antiguos directores de un programa que formó parte de la Iniciativa de Defensa Estratégica (IDE) durante la Presidencia de Ronald Reagan, le ofreció como consejo público al Presidente Donald Trump que se enfocara en las revoluciones tecnológicas en la infraestructura económica, y no en la política presupuestaria o “la política comercial”, para “que Estados Unidos vuelva a ser grande de nuevo”.

El físico Michael Sekora, quien encabezó el “Proyecto Sócrates”, un programa de la Agencia de Inteligencia de la Defensa bajo la IDE, de 1983 a 1990, fue entrevistado por CNBC el 30 de junio. El proyecto tenía la tarea de averiguar, y planificar cómo desarrollar o adquirir, las tecnologías más avanzadas para el desarrollo de la infraestructura económica y las manufacturas. Se refiere al ejemplo de la investigación de la IDE que llevó al desarrollo y utilización del GPSD para 1995, el primer sistema global de navegación de su tipo.

Aunque los comentarios de Sekora están formulados en términos de una competencia tecnológica con China ahora, como fue la Unión Soviética hace 35 años, ciertamente ataca las panaceas ideológicas de los contadores y librecambistas que claramente no son muy bien aceptados en el gobierno de Trump. Dijo que los avances tecnológicos fundamentales y sus aplicaciones en la infraestructura industrial son la base de la seguridad nacional y la IDE fue decisiva en contra de la Unión Soviética.

Critica los nombramientos de Trump de de gente de Wall Street y su dependencia de la misma y del mundo financiero y bienes raíces, y que esté “ganando” su estrategia “basada en el comercio” para Estados Unidos.

Es ilusorio que Estados Unidos gane liderato en base a la política comercial o política presupuestaria, dijo Sekora, la única forma es buscar el desarrollo y adquirir los mejores avances tecnológicos sin reparar en los costos: “planificación con base en la tecnología”. Señala que “China se ha convertido en una superpotencia más rápidamente que cualquier otra nación en toda la historia del mundo. La clave consiste en que China lo ha hecho mediante la planificación con base en la tecnología. El país está dirigido por ingenieros y físicos, no licencias en administración o economistas” le dijo Sekora a CNBC.