Se intensifican las tensiones sobre los refugiados en la Unión Europea

6 de julio de 2017

5 de julio de 2017 — En vísperas de la cumbre de ministros del Interior de la Unión Europea (UE) programada para el 6 de julio en Tallin, Estonia, se han intensificado las tensiones entre Italia y el resto de la UE, porque tanto Francia como España rechazaron la solicitud italiana de que acepten algunos de los barcos de las ONG que transportan refugiados de Libia; y Austria desplegó unidades blindadas en la frontera con Italia. Roma conminó a comparecer al embajador austriaco.

Las personalidades pertinentes han dejado en claro que en la reunión del 6 de julio de los Ministros del Interior de la UE, Francia y España no van a aceptar la solicitud italiana de que abran sus puertos a barcos de las ONGs, solicitud que plantearon en la reciente reunión trilateral de Ministros del Interior (Italia, Francia y Alemania), con el fin de ayudar a compartir la carga del creciente flujo de refugiados de Libia. El Presiente francés Emmanuel Macron afirmó de nuevo que ellos van a aceptar refugiados políticos, “sin confundirlos con los emigrantes por razones económicas, a la vez que se preservan las fronteras”.

Austria intensificó las tensiones al desplegar unidades blindadas en la frontera con Italia. El Ministro de la Defensa Hans Peter Doskozil le dijo al periódico Kronen Zeitung: “Yo creo que pronto se van a activar los controles fronterizos y vamos a necesitar desplegar al ejército”. Esto va a ser “indispensable si no disminuye el flujo de emigrantes provenientes de Italia”. Pocas horas después de esta declaración, se desplegaron vehículos blindados al Paso Brennen, la principal carretera y conexión ferroviaria con Italia.

La eliminación de las fronteras (el acuerdo Schngen) fue uno de los pilares de la UE. Está se desintegra en definitiva. Fracasó un arreglo anterior al que habían llegado todos de redistribuir a los refugiados que arribaran a uno de los países miembro de la UE, entre los demás países miembro. Ahora, los socios de Italia en la UE le dicen abiertamente al país:“Jódete”.

Ayer en la sesión plenaria del Parlamento Europeo convocada para discutir el problema de los refugiados, solo había unos cuantos parlamentarios presentes para escuchar al Presidente de la Comisión de la UE, Jean-Claude Juncker. El Primer Ministro de Malta, Joseph Muscat pronunció un discurso diciendo que “sobre la emigración, con todas las buenas intenciones y declaraciones, cuando se trata de la verdadera solidaridad, nosotros, los Estados miembro de la UE, deberíamos estar todos avergonzados de lo que hemos hecho. Países como Italia han visto a cientos de niños, mujeres y hombres llegar a sus costas: Miren a esta Europa que, con relación ha esto, es un fracaso”.

En la reunión de Tallin, las propuestas concretas van a ser: aumentar los fondos para la guardia costera libia; dar a conocer directrices más estrictas para los barcos de las ONG y sellar las fronteras del sur de Libia. Como parte de éste último esfuerzo, Francia decidió ayer desplegar 5,000 soldados más para el Sahel.