China y Rusia se comprometen a tender los cimientos de la paz mundial

7 de julio de 2017

6 de julio de 2017 — Ese es el encabezado de una noticia de Xinhua sobre la histórica cumbre del 4 de julio entre los Presidentes de China y Rusia, Xi Jinping y Vladimir Putin, el cual resume la idea central de las pláticas. En la conferencia de prensa conjunta al concluir la cumbre, Xi informó que “el Presidente Putin y yo coincidimos sin reserva alguna en que la situación actual del mundo es preocupante, donde aparecen constantemente conflictos locales y guerras. Al igual que antes, siguen siendo temas complicados asuntos como la península de Corea y Siria.

“Estamos decididos a reforzar la coordinación y la cooperación con Rusia en los asuntos internacionales, junto con la comunidad internacional, redoblar los esfuerzos para optimizar el sistema de gobierno a nivel global para mantener el equilibro estratégico y la estabilidad en todo el mundo con el fin de superar conjuntamente las amenazas y desafíos globales como el terrorismo, y trabajar juntos para fomentar el proceso de resolución de conflictos en los puntos álgidos con medios políticos, a fin de crear un nuevo tipo de relaciones entre los Estados que esté basado en la cooperación y el beneficio mutuo”.

El Presidente Putin destacó de igual manera su acuerdo “para mejorar la cooperación en varios formatos multilaterales, en particular en las Naciones Unidas, la Organización para la Cooperación Shangai y el G-20”, citando a la vez, como lo hizo Xi, su papel en el BRICS. “En suma” dijo Putin, “Rusia y China tienen opiniones realmente muy cercanas o idénticas sobre los principales asuntos internacionales. Tenemos el propósito de continuar desarrollando nuestra coordinación en política exterior”.

Esos acuerdos sobre política exterior fueron pormenorizados en una “Declaración Conjunta sobre el estado actual de los asuntos mundiales y los temas internacionales importantes”, firmado por los dos Presidentes, además de dos documentos bilaterales fundamentales, la “Declaración Conjunta de la República Popular de China y la Federación Rusa sobre la expansión futura de una asociación integral y la cooperación estratégica” y su aprobación del “Plan de Acción para implementar las disposiciones del Tratado sobre Buena Vecindad, Amistad y Cooperación de 2017-2020”.

El texto completo de la Declaración Conjunta sobre Asuntos Globales todavía no se conoce en inglés pero los informes noticiosos se han referido a sus declaraciones en relación a los puntos calientes de Corea del Norte y Siria.

Según el BRICS Post, sobre Siria, los dos países denunciaron el cambio de régimen mediante intervenciones externas ilegales y dijeron que “China y Rusia también hacen un llamado a que se realice una investigación independiente sobre el asunto de las armas químicas en Siria”.

Sputnik agregó que los dos Presidentes propusieron que se elabore una convención internacional en contra de actos de terrorismo químico y biológico: “Las dos partes, al expresar su preocupación ante la amenaza creciente de que armas de destrucción masiva caigan en manos de grupos terroristas y el uso posible de sustancias químicas y biológicas con objetivos terroristas, hablaron sobre el desarrollo de una convención internacional que combata los actos de terrorismo químicos y biológicos”.