La epidemia de cólera se acelera en Yemen

17 de julio de 2017

17 de julio de 2017 — Del 27 de abril a la fecha, se ha acelerando la epidemia de cólera en Yemen, que afecta ya a 21 de sus 23 provincias, y amenaza con salirse de control. Como informa el sitio electrónico New Arab en junio “en Yemen, cada minuto es hospitalizado por lo menos un nuevo paciente con cólera” y algunos pacientes tienen que dormir tres en una sola cama, o en el suelo del hospital o afuera en tiendas de campaña. El cólera es una enfermedad ocasionada por la ingestión de materia fecal, usualmente transmitidas por agua contaminada y puede causar una deshidratación severa y la muerte. Se ha expandido debido a la guerra genocida que dirigen los saudíes contra el pueblo yemení, la cual ha destruido todos los sistemas de agua potable, electricidad e instalaciones sanitarias, fundamentales para evitar la enfermedad, y ha bloqueado los puertos para impedir que entren al país los suministros alimenticios y medicamentos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informa que hasta ahora hay 320,000 yemeníes infectados y 1,740 muertes, aunque parece que esto no toma en consideración los efectos secundarios. Esta es la segunda epidemia de cólera en Yemen, la anterior empezó en octubre del año pasado. Yemen, un país de 26 millones de habitantes tiene 3 millones que sufren de desnutrición aguda y casi 10 millones que necesitan urgentemente de apoyo humanitario.

El 14 de julio, la Organización Mundial de la Salud publicó un boletín, según la agencia de noticias Reuters, en donde advertía que el brote de cólera se podía extender en la Hajj, la peregrinación anual de entre 2 y 3 millones de musulmanes a la ciudad sagrada de la Mecca. Esto podría significar un punto de diseminación hacia el mundo entero.

El experto sobre cólera de la OMS, Dominique Legros, declaró que “no olviden que hoy es Yemen pero ellos [los saudíes] reciben peregrinos de muchos de los países endémicos. Ellos hasta ahora han evitado los brotes, garantizando que las condiciones de vida esenciales, en particular el acceso al agua, las condiciones de higiene, sean las adecuadas”, le dijo Legros a un grupo informativo de la ONU. También afirmó que el cólera tiene un período de incubación de solo unas horas, y el peligro es que el 80% de los pacientes con este tipo de cólera son asintomáticos, lo que vuelve más difícil controlar la enfermedad. Aunque los saudíes y otros países llevan a cabo inspecciones en los aeropuertos de los peregrinos del Hajj, “técnicamente es inútil”, afirmó Legros y la OMS aconseja no llevarlas a cabo. La Hajj comienza el 30 de agosto.