Neoconservadores establecen otro escuadrón de choque transatlántico antirruso en DC

20 de julio de 2017

19 de julio de 2017 — Se hacen llamar la “Alianza para Asegurar la Democracia” pero no es más que otro reagrupamiento de los promotores de la guerra de los gobiernos de Bush y Obama, que el movimiento de LaRouche volvió famoso bajo el nombre de “Los hijos de Satanás”. El enemigo actual de esta escuadra de choque bipartidista transatlántica es Rusia y después le sigue China, que opera ahora desde las oficinas del German Marshall Fund (Fondo Marshall Alemán) en Washington, DC.

El periodista Glenn Greenwald de The Intercept le puso el dedo ayer a esta “alianza”, fundada el 11 de julio, indignado por el papel que tuvieron líderes demócratas prestantes en la rehabilitación de “estos neoconservadores amantes de la guerra”, que fueron marginalizados correctamente por la población estadounidense con el desprestigio del gobierno de Bush.

Tiene ahora dos copresidentes; la demócrata Laura Rosenberger, asesora sobre política exterior de “Hillary for America” en las elecciones del 2016 y funcionaria de alto nivel de Obama en el Departamento de Estado y parte del equipo del Consejo Nacional de Seguridad; y el republicano Jamie Fly, ex asesor de Marco Rubio, funcionario del Departamento de Defensa y del Consejo de Seguridad Nacional durante el gobierno de Bush Jr., y antiguo editor de Foreign Policy Iniciative a punto de cerrar, fundada por su colega, el notorio Bill Kristol del Proyecto por un Nuevo Siglo Americano. Entre sus hazañas juntos, Fly y Kristol publicaron un llamado conjunto para bombardear los sitios nucleares de Irán en el 2012.

Entre los miembros del Consejo Asesor de la Alianza se encuentra Kristol, el Secretario de Seguridad Nacional de Bush Sr., Mike Chertoff, el director de la CIA con Obama, Michael Morell, el infame embajador en Moscú, Michael McFaul, el asesor de seguridad nacional de Joe Biden, Jake Sullivan, y el ex de la OTAN, Almirante James Stavridis. El único europeo en el grupo es el ex Presidente de Estonia, Toomas Hendrik Ilves.

“Ante la rápida aproximación de las próximas elecciones en Alemania e Italia, y las elecciones intermedias en Estados Unidos en el 2018, existe una necesidad urgente de entender más profundamente las tácticas de Rusia, cómo evolucionan y cómo defendernos y frenarlos” señalan los anfitriones del German Marshall Fund al anunciar el “lanzamiento” de la Alianza.

La declaración sobre la misión de la Alianza es virulenta. “Saber qué fue lo que pasó en Estados Unidos en el 2016 y el impacto que ha tenido es importante. Pero eso no es suficiente... Los esfuerzos de Rusia también están en marcha por toda Europa, y también necesitamos estar preparados por si otras entidades estatales quieren replicar las tácticas de Putin...

“Hacer frente a este desafío a nuestra democracia exige que los republicanos y los demócratas en Estados Unidos nos unamos a nuestros aliados demócratas por todo el mundo para tener un mejor entendimiento de la agresión multifacética de Rusia y poder defendernos y defender a nuestros socios democráticos, y frenar dicha actividad en un futuro...

“La Alianza va a formar asociaciones por todo el Atlántico con dirigentes políticos, formuladores de políticas, instituciones afines y expertos técnicos para hacerle frente a la necesidad urgente de asegurar nuestras democracias” prometen.