EIR le pincha la burbuja bélica al CSIS en la Conferencia sobre el Mar de China Meridional

20 de julio de 2017

19 de julio de 2017 — Este año, la Séptima Conferencia Anual Mar de China Meridional que organiza el Centro de Estudios Estratégicos Internacionales (CSIS, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Georgetown, fue un claro intento de forzar al gobierno de Trump a que adopte una posición bélica en el Asia Pacífico. En la mañana, el senador Cory Gardner (republicano por Colorado), presidente de la Subcomisión sobre asuntos del Asia y Pacífico del Senado, anunció que ha presentado la Ley de Garantías Asiáticas, en donde pide una postura más “firme” en el Asia Pacífico. Gardner elogió la política del gobierno de Obama en el Asia Pacífico aunque lo culpó de no darle un seguimiento más agresivo.

Como orador durante el almuerzo, el CSIS invitó a Ely Ratner, ex asesor del vicepresidente Joe Biden, quien acaba de escribir un artículo para la revista Foreign Affairs del Consejo de Relaciones Exteriores de Nueva York (CFR, en sus siglas en inglés) en donde se pasó de la raya en sus propuestas provocadoras. El CSIS lo invitó para que hablara en el panel que analizaría darle más armamento a los “aliados” de EU en Asia. “El objetivo es acabar con el control chino en el Mar de China Meridional” dijo Ratner. “Este debate desafortunado sobre la ‘trampa de Tucídides’ le ha creado un ambiente permisivo a China. La única forma de hacer que China ceje es con asertividad. Tenemos que parar la dinámica china”. Necesitamos la disuasión, dijo, “porque la cooperación no ha funcionado... Tenemos que tomar riesgos, porque no existe disuasión sin riesgos... Los costos para China en el Mar de China Meridional todavía no han sido lo suficientemente altos. Si China intenta continuar militarizando el Mar de China Meridional, vamos a militarizar el Mar de China Meridional en nuestros propios términos”.

Hubo una o dos preguntas apoyando esta locura y un par de preguntas blandas, pero finalmente se le dio la palabra a Bill Jones de la EIR que mantuvo la mano levantada continuamente.

Jones dijo que el artículo de Ratner seguramente ha tenido una gran influencia a nivel internacional, y está haciendo que China y Rusia paren sus antenas sobre una posible postura más agresiva de EU y ha creado un gran nerviosismo entre nuestros “aliados” asiáticos porque ellos son los que van a quedar en la primera línea de batalla en esta nueva política estadounidense de “confrontación total”. Y hasta Japón está buscando cooperar con China en la Franja y la Ruta, dijo Jones. China no tiene interés en “controlar” el Mar de China Meridional, y construir algunas instalaciones en las islas que ellos reclaman como su territorio está lejos de ser “tomar control” de esta vasta región. También dijo que la paranoia real sobre China no es el asunto de las “islas” sino la creciente influencia de China en el mundo con el lanzamiento de la Iniciativa Franja y Ruta, el programa de ingeniería más grande de la historia, que tiene el potencial de poder eliminar la pobreza. Pero ese programa está abierto para todos, agregó Jones, hasta para Estados Unidos. Y el Presidente Trump ha expresado interés en trabajar en esto. ¿No sería mejor, preguntó Jones, colaborar con China en este programa en vez de permanecer al margen y andar todos alterados porque China está apoderándose del mundo?

Ratner respondió tratando de parecer calmado, que él había dicho al principio que se iba a requerir algo de trabajo para poder explicarle estas políticas a nuestros “aliados” y elogió el “programa” del CSIS sobre la Franja y la Ruta. Dijo que ciertamente las personas difieren sobre si China se está preparando para apoderarse del Mar de China Meridional y que obviamente él y “el periodista” diferían también sobre este punto. Los organizadores cerraron la sesión de preguntas e iniciaron la sesión de la tarde con parte de la histeria que Ratner estaba tratando de crear, mitigada por la intervención de la EIR. Y algo que es muy inusual en un evento del CSIS, es que bastantes personas se acercaron a Jones para agradecerle su contribución.