Ex Presidente de Brasil Dilma Rousseff advierte: No repitan el mismo error de Iraq con Venezuela

12 de agosto de 2017

12 de agosto de 2017 -– Mientras que los neoconservadores exaltados como el senador de Florida, Marco Rubio, hace sonar los tambores para que se impongan de inmediato catastróficas sanciones a Venezuela, Dilma Rousseff, Presidente legítima de Brasil, advirtió en una entrevista con la BBC que los resultados podrían no ser muy diferentes de la enorme crisis que se creó con la estrategia similar de cambio de régimen que se impuso a Iraq y a Afganistán.

“La visión que se divulga en Occidente respecto a Venezuela, es irresponsable”, dijo Dilma Rousseff. “Venezuela es un país dividido. Lo que se tiene que intentar es una salida no sangrienta. Si continúa de la manera que está, va a haber una guerra civil en Venezuela”, agregó. Pero “me parece un absurdo el trato de la prensa internacional a Venezuela. Van a crear, aquí en América Latina, después de 140 años de paz, un gran conflicto armado, así como lo hicieron en Irak y Afganistán”, señaló Rousseff.

“Creo que Chávez fue el gran líder… Creo que el Presidente Nicolás Maduro no tiene la misma estatura de Chávez. Y con esto no estoy haciendo ningún juicio de valor. Son personas distintas. Creo que Maduro tomó a Venezuela en una situación extremadamente drástica”, dijo Rousseff.

A la pregunta del periodista de si creía que Maduro es el culpable de la situación, Rousseff explicó: “No voy a culpar solo a Maduro. Hay un conflicto y la oposición tampoco es perfecta. Es que ni lo que hicieron con Saddam Hussein. El criminal, se decía, era Saddam Hussein. Lo mataron de la forma más bestial posible. Cuando lo hicieron, destaparon la caja de Pandora y salieron todos los monstruos posibles. Al punto de que las armas iraquíes financiaron a los terroristas de Mali”.

“¿De dónde salió el EI? El Estado Islámico salió del hecho de que Estados Unidos decía que tenía ahí una posición democrática. Y no fue así”, agregó.

“No estoy culpando a Estados Unidos”, le dijo al periodista que salió con la cantaleta de ‘no se puede culpar a Estados Unidos de todo’. “Estoy culpando a la comunidad internacional. No puede tener esa actitud. Yo una vez apelé al Vaticano para que entrara como intermediario para tratar de crear un clima de pacificación... La cuestión no es hablar mal de Maduro. En Venezuela están lidiando con fuerzas sociales reales. Si quieren guerra civil, la tendrán. Con o sin Maduro. Allí hay un conflicto. No se puede ser irresponsable y estar a favor de que el conflicto se resuelva intensificando la contradicción”, se tiene que construir una solución pacífica, subrayó.

Rousseff, quien fue derrocada de su cargo por medio de un golpe de Estado parlamentario en agosto de 2016, señaló la ironía de que el actual gobierno de Brasil lleva la voz cantante para sacar a Venezuela del Mercosur. “Brasil no tiene derecho alguno de hablar de una cláusula democrática en el Mercosur. La situación en Brasil no es similar a la de Venezuela, pero sí es de un golpe de Estado”.

El golpe en Brasil no comenzó y terminó “el día en que yo fui depuesta de mi cargo”, explicó. “La primera parte del golpe en mi contra fue mi enjuiciamiento político. Pero hay una segunda parte, y esa es evitar que el Presidente Lula pueda convertirse en candidato para las elecciones del año que viene”, añadió Rousseff.

El periodista de la BBC sugirió que Brasil necesita “sangre nueva” en su liderato. Rousseff le respondió a esto: “¿Desde cuando lo nuevo es necesariamente algo bueno? Lo nuevo podría ser un Hitler. No hay ninguna garantía”.