Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Charlottesville, una creación de los mismos creadores de la Maidan en Ucrania

19 de agosto de 2017

19 de agosto de 2017 –- En la videoconferencia de los viernes que realiza semanalmente LaRouchePAC, esta semana tuvo como invitado especial a Will Wertz, del consejo editorial de Executive Intelligence Review, quien dio un detallado informe sobre los hilos que movieron los acontecimientos de Charlottesville, Virginia, del sábado 12 de agosto. Los siguientes son extractos del informe de Wertz:

Primero que nada, quiero señalar que lo que dijo el Presidente Trump en su primera conferencia de prensa después de los acontecimientos de Charlottesville, de que hay fanatismo y violencia en muchos lados, es de hecho cierto. Yo creo que no solo se aplica al caso de Charlottesville, donde habían nazis por un lado, y habían anti-fas por el otro lado, que son una organización anarquista violenta; y lo más probable es que habían provocadores. Es difícil de creer que el FBI no haya estado involucrado de alguna manera, bajo el disfraz de observar la situación. Pero si dan un paso atrás y ven el ambiente en general en el país, verán que hay violencia y fanatismo en muchos lados; y específicamente dirigida al Presidente Trump. Quiero repasar algunos de los aspectos más resaltantes de la situación, que no tiene precedentes en términos de las amenazas violentas contra un Presidente de Estados Unidos.

Antes que nada, desde el momento en que tomó posesión, la publicación británica The Spectator publicó un artículo titulado “¿Será asesinado Donald Trump? ¿Derrocado en un golpe? ¿O solo enjuiciado políticamente?” Luego salieron una cantidad de declaraciones de la supuesta realeza de Hollywood, como Madonna, quien dijo “pienso demasiado en hacer estallar la Casa Blanca”. Luego salió la corresponsal de CNN, ahora ex corresponsal, Kathy Griffin, mostrando una parodia de la cabeza decapitada del Presidente de Estados Unidos. Luego el verano, el grupo teatral Shakespeare in the Park presentó una versión del Julio César en la cual se presentaba a Julio César como Donald Trump quien era asesinado vilmente en el escenario. Otro actor de Hollywood, Johnny Depp, quien salió con el chiste de que “¿Cuándo fue la última vez que un actor asesinó a un Presidente? Hace mucho tiempo, y quizás ya es hora”. En julio de este año, salió un libro publicado por el corresponsal del diario Guardian, llamado Jonathan Friedland; se titula Matar a un Presidente...

Así que, seamos honestos sobre la amenaza de violencia. Esto está dirigido a un Presidente de Estados Unidos y prácticamente no tiene precedente, y como saben ustedes, ha habido presidentes que han sido asesinados...

Veamos ahora la situación de Charlottesville, que es la escalada más reciente de un intento de golpe que está en marcha contra el Presidente de Estados Unidos. El modelo es lo que se hizo en Ucrania, la Maidan, o las diversas revoluciones de color que precedieron al golpe en Ucrania. El 17 de enero, poco antes de la toma de posesión del Presidente Trump, el Presidente Putin de Rusia dijo: “Tengo la impresión de que están listos a organizar una Maidan en Washington, luego de lo que ensayaron en Kiev”, ahora contra el Presidente Trump. El 21 de febrero de 2017, Executive Intelligence Review publicó un expediente de 17 páginas, titulado “Las revoluciones de color de Obama y Soros; Nazis en Ucrania en 2014, ¿EUA 2017?”. Si ven la situación de Ucrania, tienen un paralelo directo a lo que están orquestando en Estados Unidos. En el expediente que publicamos señalamos que había más de 2000 organizaciones no gubernamentales (ONG) en Ucrania, financiadas por el gobierno de Estados Unidos, el Reino Unido, la Unión Europea y la Sociedad Abierta de George Soros. De hecho, la representante del Departamento de Estado de Estados Unidos para las operaciones en Ucrania, Victoria Nuland, dijo en un testimonio el 13 de diciembre de 2014 lo siguiente: “Hemos invertido más de $5 mil millones de dólares para ayudar a Ucrania a desarrollar capacidades e instituciones democráticas”...

Volvamos ahora a Charlottesville con esto en mente. Como dije, los acontecimientos en Charlottesville del sábado pasado, yo pienso que claramente fue un acto preparado y orquestado, con los nazis por un lado, y los anarquistas “anti-fas” o antifascistas, por el otro lado. No olviden pensar en Ucrania cuando piensen en esto. Había francotiradores que dispararon sobre los manifestantes, y le echaron la culpa a Yanukóvych, el Presidente de Ucrania, quien insistió en que él nunca dio tales órdenes. Se cree ahora que los francotiradores fueron organizados realmente por una tercera fuerza, o por el mismo Sector Derecha, o una combinación de ambos, para llevar a cabo el golpe culpando a Yanukóvich por la violencia. Hay que tener eso en mente. Hay una metodología británica de larga data. Esto lo formularon por escrito en un libro llamado Pandilla Contrapandilla, de un general británico de nombre Kitson, quien empleó esa metodología en Kenya, como parte de la operación de contrainsurgencia contra los Mau-Mau.

Si vemos a Charlottesville, ¿qué destaca? Que todos los operativos del Partido Demócrata involucrados en el caso de Charlottesville, tienen una conexión directa con George Soros, con el Departamento de Estado de Obama y Clinton, y con el Centro para el Progreso Americano de John Podesta, que se ha convertido en el centro de todo el mentado Movimiento de Resistir contra el Presidente Trump en Estados Unidos. El Centro para el Progreso Americano lo fundó John Podesta en 2003. En ese momento, George Soros prometió donar $3 millones de dólares a su fundación; por supuesto, John Podesta fue el jefe de campaña de Hillary Clinton, y antes había sido un asesor influyente del Presidente Obama.

El alcalde de Charlottesville, un hombre llamado Michael Signer, dio un discurso el 31 de enero de este año en Charlottesville, en donde dijo: “Estoy aquí hoy para declarar que Charlottesville, el hogar histórico de Thomas Jefferson, es la capital de la resistencia”. Así que, eso fue el 31 de enero; el Presidente Trump solo tenía en el cargo diez día. Obviamente eso son varios meses antes de los acontecimientos del sábado pasado. Esto es con lo que estamos tratando en la ciudad de Charlottesville; es la capital de la resistencia al Presidente Trump. El alcalde Signer había sido antes un asesor político influyente del Centro para el Progreso Americano de John Podesta. En el 2008, trabajó con John Podesta en el equipo de transición del Departamento de Estado del entonces Presidente electo Barack Obama. Dos años después, viajó a la provincia de Panjshir, en Afganistán, como parte de una misión patrocinada por la USAID (del Departamento de Estado) para supervisar las elecciones parlamentarias en Afganistán. Así que tenemos a un alcalde de Charlottesville que trabaja estrechamente con el Centro para el Progreso Americano de John Podesta, que es el centro de la resistencia, lo cual obviamente es una operación de Clinton y Obama, y que está financiada por George Soros. Este alcalde es alguien con experiencia también con relación al Departamento de Estado.

El individuo que tomó el video del carro que se lanzó contra la contraprotesta, que resultó en la muerte de Heather Heyer y varios heridos, es un sujeto de nombre Brennan Gilmore. Gilmore es un ex empleado del Departamento de Estado. En el 2011, Gilmore fue el subjefe de la misión diplomática en la República Central Africana. En 2015, fue el principal asistente de Tom Perriello, un ex congresista que fue nombrado por Obama como Enviado Especial a la Región de los Grandes Lagos y a la Republica Democrática del Congo. En 2016, Tom Perriello compitió en las elecciones primarias demócratas para la postulación de gobernador del estado de Virginia; finalmente perdió la elección. Brennan Gilmore fue su jefe de personal en la campaña electoral. En su campaña, Perriello recibió un total de $500.000 dólares de George Soros personalmente. También recibió $50.000 dólares del hijo de George Soros, Gregory. Otros dos hijos de George Soros, para no quedarse atrás, Alexander y Jonathan, le dieron un total de $135.470 dólares a Tom Perriello. Así que Perriello recibió un gran total de $685.470 de la familia Soros para su campaña. Perriello también recibió $300.000 dólares de Donald Sussman, un gerente de fondos especulativos que forma parte del consejo directivo del Centro para el Progreso Americano de Podesta. Tom Perriello, igual que el alcalde de Charlottesville, Michael Signer, también trabajó directamente para el Centro para el Progreso Americano de Podesta. Es más, de 2010 a 2014, Tom Perriello fue el presidente y director ejecutivo del Fondo de la Acción del Progreso Americano.

Sabemos que Brennan Gilmore estuvo presente en la escena de los hechos de Charlottesville porque fue su video el que circuló muy ampliamente. Pero Tom Perriello también estuvo presente, y eso lo indicó él con un artículo que escribió el día siguiente, 13 de agosto, para la publicación Slate. El artículo se titula “La historia de Charlottesville solo tiene un lado”. Por supuesto, ese es el mismo argumento de Joe Biden, el ex vicepresidente de Obama, quien tuiteó el mismo día que “En Charlottesville solo hay un lado”, en oposición a lo que dijo el Presidente Trump.

Perriello es originario de Charlottesville, y durante su campaña para gobernador, trató de ubicarse como el candidato del movimiento de resistencia contra Trump.

Nada más déjenme agregar que hubo tres otras organizaciones que estuvieron presentes como parte de la contramanifestación, todas ellas financiadas por George Soros: El Progressive Change Campaign Committee [Comité de Campaña del Cambio Progresista], Standing Up for Racial Justice [Posición por la Justicia Racial]; y Refuse Fascism [Rechazo al fascismo]. Pero lo que tenemos aquí, en resumen, un nido de operativos del Departamento de Estado, financiados por George Soros, que han trabajado para el Centro para el Progreso Americano de John Podesta, que es el centro institucional del movimiento de resistencia contra el Presidente Trump. Esta es la operación que se echó a andar de inmediato luego de los acontecimientos de Charlottesville, para intensificar la campaña en contra del Presidente Trump; la cual ahora vemos cómo se difunde por todo el país. También cabe señalar, de nuevo, como lo subrayé al principio, que este personal del Departamento de Estado y de Soros, es el mismo personal que estuvo involucrado en el golpe de estado de la Plaza Maidan en Ucrania en contra del Presidente Yanukóvych. También cabe señalar que la única manera en que se puede destituir a un Presidente en Ucrania, según su Constitución, es a través de un juicio político. Yanukóvich nunca fue enjuiciado; eso fue una violación de la Constitución de Ucrania. Lo que sucedió fue que, se había llegado a un acuerdo que fue firmado por los países europeos como garantes. Cuando se le presentó a los de la Maidan, lo rechazaron, y dijeron que iban a tomar por asalto la residencia presidencial si Yanukóvich no daba marcha atrás a su posición con respecto a la avocación con la Unión Europea. Fue entonces que salió del país por temor a que lo mataran.

Todos sabemos lo que le sucedió a Allende en Chile, así que no es poco razonable que se haya ido, ¿no? Pero no obstante, fue un golpe anticonstitucional y fue respaldado por Estados Unidos; por Obama, por Hillary Clinton. Esta es la gente que respaldó a los nazis en Ucrania, y que ahora atacan al Presidente Trump porque dijo que hubo violencia en los dos lados; lo cual claramente es así.

Luego del incidente en Charlottesville, el ex Presidente Obama tuiteó una cita de Nelson Mandela: “Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, ni por su formación o por su religión” Según twitter, este es el tuit más popular que se haya transmitido en el Twitter en toda su historia. Yo creo que la vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zakharova, dio una respuesta muy buena a esto. Ella citó a Mandela en esto: “Ningún país puede reclamar que sea el policía del mundo, y ningún Estado puede dictarle a otro lo que debe de hacer. Los que ayer fueron amigos de nuestros enemigos, tienen la desfachatez hoy de decirme que no visite a mi hermano Gaddafi. Nos aconsejan que seamos desagradecidos y que olvidemos a nuestro amigo del pasado”. Luego que leyó esta cita, Zakharova se refirió a Obama directamente: “Señor Obama, mataron a una persona con su participación directa, una persona a la que Nelson Mandela le llamaba hermano y le agradecía su ayuda para ganar la democracia. Verdadera democracia, no una inventada en la Oficina Oval”. Quizás también podría haber señalado, como lo implica la declaración del Presidente Putin, que fue Obama el que instaló a los nazis en el poder en Ucrania, y obligó a un Presidente electo legítimamente, a salir del país porque su vida estaba en peligro.

Así que, yo creo que lo que tenemos aquí es un caso muy claro, de un plan deliberado que se está llevando a cabo en Estados Unidos para derrocar mediante un golpe, a través de un enjuiciamiento, o un asesinato, como decía el The Spectator, contra un Presidente de Estados Unidos. Esto se tiene que parar. En el Comité de Acción Política de LaRouche, estamos circulando un llamado, el cual les recomiendo ciertamente no solo que lo firmen, sino que lo circulen a otros. En este momento de la historia, es absolutamente decisivo que los ciudadanos de Estados Unidos se pongan de pie e insistan que el Presidente efectúe una investigación de las denuncias que hace el grupo de Veteranos Profesionales de la Inteligencia por la Cordura (VIPS, en sus siglas en inglés), porque eso sería fundamental para detener la revolución de color estilo Maidan que se pretende en contra del Presidente de Estados Unidos en este momento.

Eso es decisivo, porque como lo señala un artículo en China Daily, Trump, a diferencia de Obama, es alguien que potencialmente podría actuar, y ha dado indicios de que le gustaría hacerlo, actuaría potencialmente para trabajar con China y con Rusia, en la Iniciativa de la Franja y la Ruta, en la Nueva Ruta de la Seda. Al mismo tiempo, quiere trabajar con el Presidente Putin en una campaña coordinada para derrotar al terrorismo. Y acabamos de ver los ataques terroristas en España durante las últimas 24 a 48 horas; esa es una pelea que todavía no se ha ganado, y es absolutamente decisiva.