Andrew Young ataca directamente la operación de odio racial que busca derrocar a Trump

21 de agosto de 2017

21 de Agosto de 2017 –- En una entrevista que le dio a Chuck Todd, moderador del programa dominical “Meet the Press” (Encuentro con la prensa) de la cadena de TV NBC, el ex embajador de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, ex alcalde de Atlanta, y líder de los derechos civiles, Andrew Young, atacó directamente la nueva operación de odio racial lanzada con la intención de derrocar a Trump, e insistió al igual que Trump, que el desarrollo y la creación de empleos son la única solución a los problemas raciales, ya que la rabia viene de la población olvidada.

Young dijo que esta “ha sido una semana de malos entendidos. En un principio, nosotros buscábamos redimir el alma de Estados Unidos de la tríada malvada del racismo, la guerra y la pobreza. La mayor parte de los problemas que enfrentamos ahora están relacionados con la pobreza: Pero todavía queremos poner todo en un contexto racial.

“La razón por la cual me siento incómodo de condenar a tipos como los del Klan, es que ellos son los más pobres de los pobres. Son los estadounidenses olvidados. Y los han utilizado, han abusado de ellos y los han abandonado. En vez de darles una atención médica accesible, les dan empleos en los que sus pulmones se ponen negros. Y eso definitivamente no tiene sentido en el mundo que vivimos hoy”.

Dijo que su padre le enseñó que el odio racial era una enfermedad, y que uno no se enfurece con la gente que está enferma, sino que los ayudas.

“Hemos dado una pela desde la esclavitud. Pero los negros, aunque se digan militantes, no son militantes, son gallinas. Nosotros no intentamos nunca aprovecharnos de nadie. Nuestra tarea no era someter a los blancos. Nuestra tarea era la de elevar a todos juntos. Para llevar a que pudiéramos aprender a vivir juntos como hermanos y hermanas, en vez de perecer juntos como unos necios”.

Todd le preguntó al embajador Young qué pensaba de Trump. Respondió: “Creo que cayó en una trampa. Creo que no hay respuestas fáciles... Admiro a su familia. Y creo que lo que el Presidente tiene que hacer es pensar en el pueblo estadounidense, en todos nosotros, como su familia. Y yo trato de pensar en él como un líder en potencia, no solo de Estados Unidos de América, sino un líder del mundo libre y del mundo esclavizado”.

Dijo que muchas personas “se esconden detrás de soluciones militantes, pero tenemos que mantener nuestros ojos en el premio, y el premio no es la venganza, no es el desquite; sino que el premio es la redención”.

Young describió una escena de principios de la década de 1960 en la que el Klan marchó a través de un vecindario negro de una ciudad sureña, luego de haber golpeado a los participantes negros de una marcha a favor de los derechos civiles. Los negros se colocaron en línea a cada lado mientras el Klan pasaba a través, y coreaban: “Yo amo a todos, en mi corazón amo a todas las personas”. Young afirmó que “es por eso que ganamos la pelea por la Ley de Derechos Civiles, con lo que ganamos mucho; no todo, pero sí mucho”.

Señaló que la gente de la Casa Blanca decía que no había una solución militar al problema de Corea del norte. “Eso es correcto; no hay solución militar para ningún problema. Lo que hay son soluciones económicas”. Recordó a Franklin D. Roosevelt en 1945, la creación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y la generación de desarrollo económico. ¡En la transcripción que hizo la NBC dejaron esto por fuera!

Helga Zepp-LaRouche dijo que Young está correcto, pero que además tiene que plantear la solución, y esa es que Estados Unidos se debe unir a la Nueva Ruta de la Seda, ya, y debe implementar las cuatro leyes de LaRouche para restablecer el nivel de empleos y desarrollo que el ha propuesto, y parar la amenaza de una guerra civil y el asesinato del Presidente.

Al preguntársele por la pelea en torno de los símbolos confederados, Young describió cómo una vez en la ciudad de Atlanta cayeron en una pelea para bajar una bandera confederada, y lograron bajar la bandera, pero como resultado perdieron las elecciones, y junto con eso se perdió el proceso de desarrollo.

“Déjenlos que ondeen sus banderas. Atlanta era una ciudad en la que estábamos demasiado ocupados para entregarnos al odio, y así fue que progresamos. Eso lo perdimos. Ser activistas es barato y seguro, pero tenemos que dedicarnos a educar a los niños y tratar mejor a nuestras esposas, de cualquier color”.

Le preguntaron si Romney estaba en lo correcto al exigir que Trump se disculpara por lo que dijo luego de los sucesos de Charlottesville, y Young dijo: “Creo que Trump debe disculparse por Mitch McConnell!”.