China restringe las inversiones extranjeras no productivas; favorece inversión en economía real de la Franja y la Ruta

23 de agosto de 2017

22 de Agosto de 2017 — El pasado 18 de agosto, el Consejo de Estado de China emitió una declaración en la que da mayor orientación sobre las inversiones extranjeras. La directiva fue preparada por la Comisión Nacional para el Desarrollo y la Reforma (CNDR); habría complacido enormemente a Alexander Hamilton.

Según el cable de Bloomberg del 18 de Agosto, se han establecido tres categorías (prohibida, restringida y fomentada) para las inversiones extranjeras de las compañías chinas, lo cual Bloomberg resume de la siguiente manera:

“Prohibida: Tecnología militar esencial, juegos de azar, industria del sexo, inversiones en cualquier cosa que sean contrarias a la seguridad nacional;

“Restringida: Bienes raíces, hoteles, cine, entretenimiento, deportes, equipos obsoletos, inversiones que infrinjan las normas ambientales”; y

“Fomentada: Inversiones que impulsan el marco de la Franja y la Ruta, mejoran las normas técnicos de China, investigación y desarrollo, exploración de petróleo y minería, agricultura y pesca”.

Esta guía es lo más reciente de una serie de medidas dirigistas que han sido tomadas por el gobierno para restringir la actividad especulativa, eliminar la “banca paralela”, y fortalecer las reservas en divisas extranjeras para que se concentren en el desarrollo.

La cháchara en la prensa occidental sobre el hecho de que China va a restringir sus inversiones extranjeras en general, es completamente absurdo. Bloomberg publicó una cita que sacó de la declaración del CNDR: “Algunas compañías se concentran en las propiedades en vez de la economía real, lo cual, en vez de alimentar la economía nacional, desata la fuga de capital y socava la seguridad financiera”. Asimismo, “algunas compañías desatendieron las regulaciones de medio ambiente, energía y seguridad en naciones selectas, lo cual tuvo como resultado disputas y dañó la imagen de China”, según Bloomberg.

Incluso una traducción electrónica inherentemente incompetente de esta guía, deja claro que la medida busca fomentar las inversiones extranjeras a lo largo de la Franja y la Ruta que sirven para aumentar la capacidad de producción internacional, construir infraestructura y conectividad, fortalecer la cooperación con las compañías extranjeras de alta tecnología y manufacturas avanzadas, estimular la creación de centros de Investigación y Desarrollo en el extranjero, ampliar la cooperación agrícola con otros países, etc., todo con la intención de alcanzar la cooperación en inversiones en que “todos ganan”.