El asalto de Obama y Podesta: los demócratas lanzan campaña de juicio político

23 de agosto de 2017

22 de agosto de 2017.- Casi de la noche a la mañana, se han empezado a abrir las válvulas de los congresistas demócratas que buscan sacar al Presidente Trump de su cargo mediante el uso de la 25ava Enmienda. Estos esfuerzos provienen principalmente de la llamada ala “progresista” del partido, conocida de otra forma como la facción “Obama, Pelosi, Podesta”.

El martes 15 de agosto, la representante por California Kackie Speier comenzó los ataques, tuiteando que Trump “está dando señales de un comportamiento errático e inestabilidad mental que pone al país en grave peligro” y agregó que ya es hora de “invocar la 25ava Enmienda”.

Al día siguiente, fue el turno de Eric Swalwell de la zona de la Bahía quien “retocó” el discurso ya programado para que reflejara la nueva realidad. “Es hora que los demócratas y los republicanos reconozcan que Trump no nos puede dirigir” dijo Swalwell en una reunión de miembros del Club Rotario. Calificó al Presidente de estar desenfocado y de ser inestable, y agregó que “algunos republicanos han rehuido de su responsabilidad de mantenerlo [a Trump] bajo control”.

Para el viernes, 18 de agosto, la representante del Valle del Silicon, Zoe Lofgren (demócrata por California) había presentado una resolución en la Cámara de Representantes para “urgir al vicepresidente y al gabinete a que cumplan con sus deberes relacionados a la Sección 4 de la 25ava Enmienda” [relacionada a sacar al Presidente de su cargo] porque “el Presidente Donald J. Trump ha exhibido un patrón alarmante de comportamiento y discurso que causa preocupación de que una perturbación mental lo haya vuelto incapaz de cumplir con sus deberes constitucionales”. La resolución “urge al gabinete para que rápidamente establezcan los servicios médicos y psiquiátricos profesionales que examinen al Presidente para determinar si el Presidente sufre de alguna perturbación mental u otras lesiones que le afecten sus capacidades y le impidan cumplir con sus deberes constitucionales”.

Al final del día, el representante por Arizona y uno de los más destacados progresistas, Raúl Grijalva, estuvo en una radio local, KVOI, pidiendo el enjuiciamiento político de Trump. Grijalva dijo que él estaba de acuerdo con la Congresista Jackie Speier, y le dijo a los radioescuchas que “se están acumulando una cantidad de cosas que ponen en duda la capacidad de esta hombre para gobernar”. Lo más probable es que Grijalva convertirá esto en el tema central de su discurso en la “contra manifestación” cuando Trump visite Phoenix este martes por la tarde.