Mnuchin trata de envenenar las relaciones de Trump con Rusia y China

23 de agosto de 2017

23 de agosto de 2017 — El Secretario del Tesoro Steven Mnuchin anunció el martes 22 la implementación de sanciones en contra de compañías e individuos chinos y rusos que realizan legalmente negocios con Corea del Norte, con lo cual en esencia declara que cualquiera de estos negocios (como vender alimentos o petróleo a un país para que alimente y proporcione energía a su población) está apoyando su programa de armas nucleares, y por lo tanto Estados Unidos tiene el derecho de castigarlos. Por supuesto, no es bajo el derecho internacional, sino bajo las leyes estadounidenses en su calidad de ser la única superpotencia mundial. “Las sanciones trastornarán la capacidad de 10 compañías de terceros países y seis individuos, de eludir las sanciones de las Naciones Unidas” declaró el Secretario del Tesoro.

Las sanciones nuevas congelarían los activos de estas nuevas entidades y le prohibirían a ciudadanos estadounidenses hacer negocios con ellos. “El Tesoro continuará aumentando la presión contra Corea del Norte apuntando contra quienes apoyen el avance de los programas nuclear y de misiles balísticos, y aislándolos del sistema financiero estadounidense” declaró Mnuchin. “Es inaceptable que individuos y compañías de China, Rusia y otros lugares, le posibiliten a Corea del Norte generar los ingresos que emplea para desarrollar armas de destrucción masivas y desestabilizar la región” dijo. Mnuchen está utilizando una orden ejecutiva de la era de Obama que permite congelar activos de “quienes promueven la proliferación de armas nucleares y quienes los apoyan”.

Entre los supuestos delitos de esas compañías se cuenta “vender en el exterior recursos naturales norcoreanos”, o “abastecer de petróleo a Corea del Norte”, alegando absurdamente que cualquier ingreso del país está vinculado al programa misilístico.