China configura las inversiones exteriores de sus residentes hacia la Franja y la Ruta

29 de agosto de 2017

29 de Agosto de 2017 — Las autoridades financieras de China están claramente combinando sus restricciones a las inversiones especulativas en el extranjero de de sus ciudadanos, con canales específicos para dirigir esas inversiones en el extranjero hacia el avance de la economía física por medio de la Iniciativa de la Franja y la ruta. Los economistas chinos vienen hablando de esto desde que echaron a andar el Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (BAII) y la Franja y la Ruta, como el modo necesario y ordenado para dirigir algo de los $9 billones de dólares en ahorros de China en el exterior, en el marco de un relajamiento de los controles de capitales, sin que haya una enorme fuga de capital que haría temblar al sistema financiero internacional.

El diario South China Morning Post del 16 de agosto, y la agencia Reuters del 22 de agosto, informaron que los “cuatro grandes” bancos de comercio públicos en China, han comenzado a captar fondos especiales de parte de ciudadanos chinos y compañías, para ser invertidos en el exterior en proyectos de la Franja y la Ruta. El Banco de Construcción de China está captando un fondo de $15 mil millones de dólares; el Banco de China un fondo de $3 mil millones de dólares. Esto es parte de “un impulse más amplio del banco central para invertir yuanes en el extranjero”.

Al margen de algunas afirmaciones falsas que hace el artículo del Post, realidad es claramente que el Banco Popular de China (BPC) está limitando las inversiones en el exterior en la especulación, bienes raíces, deportes y negocios de entretenimiento, etc.; y están promoviendo las inversiones extranjeras en el marco de la Iniciativa de la Franja y la Ruta (IFR). Los cuatro grandes bancos comerciales están creando los medios para lograr esto. El Banco Popular de China (BPC) según los informes le ha pedido a los bancos que fijen una meta de 300 mil millones de yuanes (corresponde a $50 mil millones de dólares) en financiamiento para la Iniciativa de la Franja y la Ruta. Esto además va a aumentar el uso de yuanes en el comercio global.

Los datos de Thompson Reuters mostraron que la inversión del país en la Franja y la Ruta en proyectos de China fue de 33 mil millones de dólares hasta julio del 2017, proponiendo una inversión promedio anual de $60.000 dólares al año, en comparación a los $31 mil millones de dólares en todo el 2016. Esto no incluye compromisos, sino fondos invertidos.

Este nuevo financiamiento está abierto también para inversores estadounidenses u otros inversores y corporaciones extranjeras.