Los anarquistas de “Antifa” ignoran los llamados por la “paz”; convierten manifestaciones en asaltos

29 de agosto de 2017

29 de agosto de 2017 — Los anarquistas de la llamada “Antifa” descendieron sobre una concentración derechista que tenía como consigna “No marxismo en Berkeley” el domingo 27, y convirtieron de inmediato lo que era una manifestación pacífica en el Parque Cívico Martin Luther King Jr., en un acto violento y sangriento. Después de una manifestación en su mayor parte pacífica el sábado en San Francisco, este evento aparte en Berkeley resultó en 14 arrestos, entre ellos uno acusado de asalto con arma mortífera.

Varios cientos de radicales de Antifa, enmascarados y vestidos de negro, armados con garrotes y escudos de plástico, desplegados como parte de una multitud que llegaba a los miles, desbordaron el contingente de 400 policías. Los anarquistas desplegados con bombas de humo persiguieron a sus víctimas con tanta saña que la policía y otros grupos liberales “pacifistas”, incluso miembros de los medios de prensa, tuvieron que entrar a ayudar a los “partidarios de Trump” que eran el blanco, para garantizar su seguridad. Antifa también atacó a miembros de los medios que filmaron o que documentaron los disturbios, amenazando con confiscarles las cámaras y teléfonos.

La organizadora del evento, Amber Cummings, cuando le llegaron las noticias de las actividades planeadas, de hecho había cancelado el acato el viernes, y se refirió en su declaración a “graves preocupaciones por la seguridad de la gente”. En lo que policía calificó de una “maniobra estratégica”,las barricadas alrededor del parque fueron abandonadas después de que la Antifa empezó su asalto. Después de la violencia, el alcalde de Berkeley Jesse Arreguin elogió en realidad a las 7,000 personas “que salieron hoy a oponerse pacíficamente al fanatismo, odio y racismo”, y agregó que “es inaceptable la violencia en la que se enfrascaron ese pequeño grupo de manifestantes en contra de los residentes y la policía, a quienes les lanzaron bombas de humo”.