Rusia ordena la expansión de su puerto en el lejano oriente; se intensifican las exportaciones de alimentos

6 de septiembre de 2017

6 de septiembre de 2017 — Rusia sigue adelante desarrollando el puerto de Zarubino, localizado estratégicamente en la región de Primorye. En los últimos tres años han estado trabajando junto con China en mejorar el puerto y constituye un puerto fundamental en el noreste de la Ruta Marítima de la Seda. El Primer Ministro ruso Dmitry Medvédev firmó una orden para construir una terminal para el transbordo de los embarques de granos en el puerto que se podrá utilizar para los cereales chinos con destino al sur de China y para las exportaciones de cereales de Rusia.

La orden dice, según informa TASS que“Se ordena la extensión del puerto marítimo de Zarubino, en la región de Primorye, para incluir las parcelas fronterizas localizadas en el Distrito de Khasansky y las parcelas creadas artificialmente con la intención de construir una terminal granelera con una capacidad de 33,5 millones de toneladas al año”.

La terminal tendrá una capacidad también para dar servicio a barcos con una capacidad de hasta 91.300 toneladas para el transbordo de trigo, maíz y soya a la región del Asia Pacífico. Contará con cinco muelles, un almacén, un frente ferroviario y carretero y cintas transportadoras.

El puerto no se congela nunca, está en la Bahía de Trinidad sobre el Mar de Japón y tiene una localización sumamente estratégica en donde se encuentran las fronteras de Rusia, China y Corea del Norte. Dado que Zarubino está a solo 18 kilómetros de distancia de la frontera con China, los chinos están cooperando con Rusia para desarrollar el puerto. La línea ferroviaria del puerto conecta a las líneas ferroviarias que corren al norte de Vladivostok y al oeste de Hunchun al otro lado de la frontera que sirve también como una terminal del ferrocarril de alta velocidad de la provincia de Jilin en el noreste de China, y al sur de Rajin en Corea del Norte, via Khasan.

El puerto es ideal para la provincia Jilin de China, que de otra manera tendría que embarcar sus exportaciones al puerto de Dalian al otro lado de Corea del Norte, casi 1.000 kilómetros más lejos. El embarque a través del puerto de Zarubino constituye la ruta marítima más corta hacia el noroeste de Estados Unidos y Canadá. En los últimos tres años, las autoridades regionales de China y Rusia han venido cooperando para integrar económicamente las dos regiones, cuyo desarrollo se ha constituido de nuevo en una prioridad para Moscú y Pekín. Sirve como un ejemplo exitoso de la cooperación en donde todos ganan, que es el programa de la Franja y la Ruta.

Es interesante notar que, en el año fiscal de julio del 2016 a junio del 2017, Rusia exportó 27,8 millones de toneladas métricas de trigo, más que toda la Unión Europea, para adjudicarse el primer lugar en el mundo por primera vez desde que la UE se ha venido contabilizando como unidad. En el año fiscal actual, el Departamento de Agricultura de EU ha pronosticado que Rusia, exportará 31,5 millones de toneladas métricas, aumentando su ventaja global; de hecho ya está enfrentando limitaciones infraestructurales debido al rápido crecimiento. Es también uno de los principales exportadores de maíz, cebada y avena. Hace solo tres años y medio cuando ocurrieron las “sanciones por Ucrania”, Rusia dependía de las importaciones de alimentos en un 50%.