Se reúnen Putin y Moon para hablar de la paz a través del desarrollo

7 de septiembre de 2017

7 de septiembre de 2017.- Los presidentes Vladimir Putin de Rusia y Moon Jae-in de Corea del Sur, se reunieron el miércoles 6 en los márgenes del Foro Económico del Este que se celebró los días 6 y 7 del presente, en Vladivostok, Rusia. En declaración posterior a la prensa, los dos líderes presentaron una visión inspiradora y plantearon varios programas concretos, para trabajar juntos en la transformación del Lejano Oriente de Rusia, y a la vez crear las condiciones para una solución a la crisis cada vez más grave con Corea del Norte, mediante un proceso de desarrollo que garantice tanto la necesaria seguridad como el desarrollo real de Corea del Norte y de la región.

El Presidente Putin elogió a Corea del Sur por ser “uno de los socios fundamentales de Rusia en la región Asia Pacífico”, con un comercio bilateral que en los últimos seis meses creció en más de un 50%, a $10 mil millones de dólares, en tanto que más de 600 compañías coreanas operan en Rusia. Dijo que los dos Presidentes “acordaron estimular la operación de inversiones conjuntas y plataformas de financiamiento con el capital agregado de mil millones de dólares para crear una cartera de proyectos prometedores, principalmente para el Lejano Oriente, en donde podemos aprovechar las oportunidades que ofrecen las zonas de desarrollo prioritario y el puerto libre de Vladivostok”. Asimismo, las dos naciones discutirán un acuerdo de comercio entre Corea del Sur y la Unión Económica Euroasiática, agregó Putin.

Más importante aún, Putin dijo que: “Me gustaría decir que Rusia sigue dispuesta a implementar proyectos trilaterales con la participación de Corea del Norte. Podríamos entregarle gas a Corea por los gaseoductos rusos e integrar las redes eléctricas y sistemas ferroviarios de Rusia, la República de Corea y Corea del Norte. La instrumentación de estas iniciativas no solo aportaría beneficios económicos sino que ayudaría también a generar confianza y estabilidad en la península coreana”.

Estas son las políticas que eliminó totalmente el gobierno del ex Presidente Park Geun-hye, bajo intensas presiones de Obama.

Putin indicó también “la posible participación de compañías de Corea del Sur en la construcción de instalaciones de infraestructura en Rusia, como la modernización de los puertos y astilleros del Lejano Oriente y el desarrollo conjunto de la Ruta Marítima del Norte”.

Sobre la crisis en Corea del Norte, Putin dijo que las pruebas nucleares y con misiles de Corea del Norte violan las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y representan “una amenaza para la seguridad del Noreste Asiático”. Sin embargo, agregó, “al mismo tiempo, es obvio que los problemas coreanos no se pueden arreglar solo con sanciones y presiones. No podemos ceder ante las emociones o tratar de arrinconar a Corea del Norte. Ahora es el momento de que todos nosotros evoquemos la presencia de ánimo y evitemos tomar pasos que pudieran intensificar las tensiones”. Dijo que “sin métodos políticos y diplomáticos.... será imposible resolver la crisis”. Convocó a “toda las partes” a que consideren la propuesta ruso-china de congelar tanto las pruebas del norte como los ejercicios de EU-Corea del Sur que amenazan la seguridad de Corea del Norte.

El Presidente Moon Jae-in también se refirió a la cooperación del Lejano Oriente de Rusia, destacando que su gobierno ha creado un “Comité de Cooperación Económica del Norte” bajo su dirección personal, para convertir a Corea en “el líder del desarrollo del Lejano Oriente. El Comité tiene la tarea de fortalecer la cooperación económica con los países del Noreste de Asia y Eurasia”. Agregó que “el próximo año, crearemos un Foro de Cooperación Regional Coreano-Ruso. Esto fomentaría los contactos entre los gobiernos regionales en Corea y el Lejano Oriente de Rusia”.

Moon destacó que “el primer buque cisterna rompehielos movido por gas natural liquido fue construido por un astillero coreano y transferido a Rusia, lo que abrió la era de la Ruta del Mar del Norte, que hasta entonces paría cosa de un futuro lejano”.

Al igual que Putin, Moon dijo que los dos “acordaron construir las bases para la implementación de proyectos trilaterales con la participación de las dos naciones coreanas y Rusia, lo que conectaría la península de Corea con el Lejano Oriente de Rusia... El desarrollo del Lejano Oriente promoverá la prosperidad de nuestros dos países y también ayudará a cambiar a Corea del Norte y crea las bases para la implementación de acuerdos trilaterales. Vamos a trabajar duro en esto”.