EIIS en sus últimos momentos tanto en Iraq como en Siria

9 de septiembre de 2017

8 de septiembre del 2017 — La realidad hoy en Iraq y Siria es que el Estado Islámico (EIIS, Daesh) está ahora en sus últimas. En Iraq, sacaron al EIIS de la ciudad de Mosul y más recientemente, de Tal Afar. Hay reductos principalmente en la parte occidental de Iraq a lo largo de la frontera con Siria. Al otro lado de la frontera, el Ejército Árabe Sirio, con apoyo intenso de los aviones de combate rusos basados en Latakia, rompieron el sitio de tres años sobre Deir Ezzor después de un avance lento aunque inexorable por la carretera desde Palmira. El coronel general Sergei Rudskoi, jefe del Directorio Central de Operaciones del Estado Mayor General Ruso, informó el 6 de agosto que en el transcurso de esta campaña el Ejército Árabe Sirio ha liberado “4,800 kilómetros cuadrados de territorio, y han sacado a sus militantes de 59 asentamientos”. El EIIS todavía controla parte de Raqqa, pero su derrota ahí a manos de las Fuerzas Democráticas Sirias, respaldadas por Estados Unidos, solo es cuestión de tiempo.

Para todo propósito práctico, el control del EIIS se ha reducido a un puñado de villas a lo largo del río Eufrates, justo al sur de Deir Ezzor hasta Al Qaim en Iraq. Las pérdidas militares que ha sufrido el EIIS en los últimos meses de derrotas, desde Mosul hasta el centro de Siria, significa que ya no tiene la coherencia militar para poder resistir mucho tiempo más. El EIIS no es ahora más que un cascarón del Estado Islámico que el dirigente del EIIS, Abubakr al Baghdadi, proclamó desde la mezquita Al Nouri en Mosul en una fecha no tan lejana, julio del 2014.