Comentan funcionarios de Rusia, China y EUA, las sanciones del Consejo de Seguridad de NU contra Corea del Norte

15 de septiembre de 2017

15 de septiembre de 2017 — Al día siguiente de que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) hiciera la votación para imponer nuevas sanciones a Corea del Norte, voceros de las principales potencias involucradas en la declaración de compromiso, a saber, Estados Unidos, Rusia, y China, aclararon sin demora sus posiciones respectivas.

El Ministerio de Relaciones Exteriores ruso emitió una declaración el 12 de septiembre en la que pone de relieve que el propósito de las sanciones, “se debe orientar exclusivamente a buscar que sus autoridades abandonen sus actividades nucleares y con misiles que están prohibidas en las resoluciones del CSNU”, y no a imponerle una devastación económica al país. La declaración rusa explica, que “Rusia y China lograron adecuar el violento texto inicial de Estados Unidos que buscaba empeorar las condiciones económicas de Corea del Norte que tendrían un efecto humanitario catastrófico sobre la población norcoreana. Como resultado ha sido posible continuar con la implementación del mayor proyecto de transporte de carbón entre Rusia y China, de Hassin a Rajin, y que la comunicación aérea directa entre los dos países se mantenga”. Además Moscú informó que Igor Morgulov, viceministro de Relaciones Exteriores, se reunió con Joseph Yun, representante de Estados Unidos para la política con Corea del Norte, quien estaba de visita en el país.

Geng Shuang, vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, también hizo comentarios sobre la resolución del CSNU. Subrayó que el propósito es asegurar la paz y la estabilidad, desnuclearizar la península, y promover la no proliferación a nivel internacional; asimismo, la resolución también hace un llamado al restablecimiento de las llamadas pláticas de las seis partes, entre Corea del Sur, Corea del Norte, Estados Unidos, China, Japón y Rusia.

“El gobierno chino espera que esta resolución se implemente íntegra y cabalmente”, dijo Geng.

De parte de Estados Unidos, el Presidente Donald Trump restó importancia al significado de las sanciones,

“Pensamos que es solo un pequeño paso más, no es una gran cosa. Yo no se si tendrá algún impacto. Esas sanciones no son nada comparado a lo que en última instancia tendrá que pasar”. Trump no explicó esto más allá. El Secretario de Tesoro, Steven Mnuchin, soltó la boca al respecto en su modo típicamente provocador, cuando en una conferencia en la Ciudad de Nueva York, el 12 de septiembre dijo: “Enviamos un mensaje a cualquiera que quiera comerciar con Corea del Norte; consideraremos que no van a comerciar con nosotros”. Luego lanzó amenazas específicas contra China: “Si China no sigue este camino, le impondremos sanciones adicionales y evitaremos que pueda acceder al dólar de Estados Unidos y al internacional”.

La visión que tiene Trump de las relaciones entre China y Estados Unidos es notoriamente distinta de la cacareada por Mnuchin.