Ministro de Relaciones Exteriores yemení recibe declaración del Movimiento de LaRouche, “Detengan genocidio saudí en Yemen”

15 de septiembre de 2017

15 de septiembre de 2017 — El miércoles 13 de septiembre, el ministro de Relaciones Exteriores de Yemen, ingeniero Hisam Sharaf, recibió en su despacho en Sana la declaración del Movimiento de LaRouche titulada “Enemy of Silk Road Paradigm: Saudi Genocide in Yemen” (El enemigo del Paradigma de la Ruta de la Seda; el genocidio saudí en Yemen) que fue enviada por el amigo del Instituto Schiller, Fouad Al-Ghaffari, presidente de la Oficina Yemení de Asesoría de Coordinación con el BRICS, y presidente del Consejo de Jóvenes Yemeníes.

El diario yemení Sanaa News en su sitio http://www.sanaanews.net/news-55193.htm, publicó una reseña de la reunión con el título de “The Foreign Minister Receives the Statement of the LaRouche Movement Concerning Yemen and Calling for Stopping the Aggression” (El ministro de Relaciones Exteriores recibe la declaración del Movimiento de LaRouche respecto a Yemen y llamando a cese de la agresión) en donde informa que Al-Ghaffari le dio un informe al ministro sobre los sucesos internacionales más recientes que conciernen a Yemen, en especial desde la cumbre del BRICS en Xiamen, China, donde se hizo referencia a la situación en Yemen por primera vez en su declaración final.

Según Sanaa News, Al-Ghaffari “informó al ministro de Relaciones Exteriores sobre la visión adoptada por la señora Helga Zepp-LaRouche, quien también es conocida como la Dama de la Ruta de la Seda, en la que hace un llamado para detener de inmediato las agresiones de Arabia Saudita contra Yemen, y que plantea que se incluya a Yemen en la Iniciativa de la Nueva Ruta de la Seda”. Sanaa News informa que la declaración del Movimiento de LaRouche plantea que se establezca una comisión internacional para investigar los crímenes cometidos por el régimen saudí, al cual se conoce por su naturaleza agresiva desde su creación, y el cual tiene ahora como blanco de ataque el programa del Presidente Trump.

Al-Ghaffari también puso al tanto al ministro sobre los esfuerzos que se están hacienda en el Congreso de Estados Unidos para detener la venta de armas y municiones a Arabia Saudita, y que activistas en Washington, DC, están presionando al Congreso a que retiren su respaldo a la guerra con la que el régimen saudí ha cobrado al menos la vida de 10,000 civiles yemeníes, y ha bloqueado el suministro de alimentos y medicinas para millones de personas, causando así la mayor catástrofe humanitaria conocida en el país.

Sanaa News informó además que los miembros del Movimiento de LaRouche planean distribuir su declaración en la Asamblea General de las Naciones Unidas (NU) en Ginebra. Agrega que la declaración subraya que la agresión en contra de Yemen es parte de la política de cambio de régimen que Estados Unidos y Gran Bretaña han impulsado por décadas, y que esta barbarie solo puede flanquearse promoviendo ampliamente el paradigma de la Nueva Ruta de la Seda.

En la conclusión de su reseña, Sanaa News dice lo siguiente: “Es digno de mención que su excelencia el ingeniero Hisham Sharaf, en abril expresó en una carta a su homólogo chino, el deseo de que Yemen se una a la Nueva Ruta de la Seda. La Declaración de Xiamen de las naciones del BRICS deja ahora una importante ventana abierta para que Yemen pueda enviar un mensaje a los ministros de Relaciones Exteriores del BRICS, quienes tienen planeado reunirse en el marco de la 72ava sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, y abordar la situación de Yemen ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU)”.

Es un trágico error que los miembros de las Naciones Unidas no reconozcan al gobierno de Sanaa como el representante del pueblo yemení y de sus intereses, en cambio reconocen a Abed Rabbo Mansour Hadi —y a su cortejo— huésped de un hotel de cinco estrellas en Riad, Arabia Saudita, como el legítimo gobierno de Yemen. El mandato de Hadi como presidente en funciones ya había terminado antes de que los Ansarullah (Houthis) lo arrestaran y le dieran casa por cárcel a finales del 2014. Los saudíes lo están utilizando como herramienta para seguir destruyendo a Yemen, en vista de que él se ha negado a mantener cualquier tipo de negociaciones con el gobierno de Sanaa, ampliamente apoyado por la población, y que se compone de miembros del Ansarullah y del partido Congreso General del Pueblo, del ex Presidente Ali Abdullah Saleh. Sharaf, ministro de Relaciones Exteriores, es miembro de este partido político.

Para mayor información sobre Al-Ghaffari, puede visitar su sitio de Facebook: https://www.facebook.com/FouadAlghaffari