Trump y Xi hablaron sobre la visita de Trump en noviembre a China y la crisis en Corea

21 de septiembre de 2017

21 de septiembre de 2017 — El Presidente chino Xi Jinping y el Presidente estadounidense Donald Trump hablaron por teléfono el lunes 18 en la tarde sobre la próxima visita de Trump a China y la crisis en la península de Corea. La agencia noticiosa china Xinhua destaca la importancia de la llamada desde la perspectiva de las relaciones sino-estadounidenses.

El Presidente Xi dijo que tenía mucho gusto de mantener una comunicación sistemática con el Presidente Trump, y le dijo que China y Estados Unidos comparten muchos intereses comunes y han visto un impulso sólido en el intercambio y cooperación en varias áreas actualmente.

Sobre la visita de Trump a China en noviembre, Xi subrayó su importancia y la necesidad de que ambas partes trabajen estrechamente para garantizar su éxito e inyectarle nuevo ímpetu al desarrollo de las relaciones sino-estadounidenses. Xi hizo un llamado a fortalecer los contactos de alto nivel, llevar a cabo la primera ronda del diálogo social y cultural, así como también sobre la aplicación de la ley y la seguridad cibernética entre China y EU y extender la cooperación bilateral en todos los campos.

Xi también expresó su condolencia y preocupación a Trump y al pueblo estadounidense por las catástrofes provocadas por los huracanes en Estados Unidos, a lo cual Trump expresó su gratitud.

Trump dijo que espera con gusto su visita de Estado a China a finales de este año, con la esperanza de que esto fortalezca sus vínculos bilaterales. Trump dijo que era satisfactorio para ambos Jefes de Estado, de Estados Unidos y de China, poder mantener contactos estrechos y una relación de trabajo excelente. Este año, tanto EU como China tienen importantes agendas internas, dijo Trump, y expresó su esperanza de que estas agendas se lleven a cabo sin contratiempos.

Los dos dirigentes discutieron también la crisis coreana y, según la Casa Blanca, acordaron ejercer presión sobre Corea del Norte pidiendo la implementación de las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas.