Activada operación británica de “separatismo catalán”, amenaza con la desintegración de España y el caos en Europa

27 de septiembre de 2017

27 de septiembre de 2017 — Cuando el sistema transatlántico de nuevo se encuentra al borde de un colapso financiero general, y algunos en Europa, como el primer ministro de España, Mariano Rajoy, abren los ojos ante la realidad y voltean su mirada hacia la alternativa que significa el proyecto chino de la Nueva ruta de la Seda, los separatistas de la región española de Cataluña están buscando una confrontación, y amenazan con despedazar la quinta economía más grande de Europa, España, y buscan ayuda de Londres para lograrlo.

El 6 de septiembre, separatistas en el Parlamento de Cataluña aprobaron dos leyes, con una oposición importante: la primera, para llevar a cabo un referendo vinculante sobre si se declara la independencia [de España], y en segundo lugar, que si la mayoría de los que votan, votan a favor de independizarse de España, en 48 horas luego de la votación habría que declarar la independencia unilateral, independientemente de la cantidad de personas que participe en el referendo, que está programado que sucede para el 1ro de octubre,

Algunos separatistas de la región española vasca ahora se están organizando para hacer aquí un referendo similar.

Dado que lo que está en la cuestión es la unidad de España como nación, la Corte Suprema determinó correctamente que el referendo es anticonstitucional. El gobierno ha tomado medidas para evitar que este se lleve a cabo, confiscando las papeletas de votación, arrestando a 14 funcionarios estatales que están involucrados en la organización del referendo, reafirmando el control nacional sobre la policía estatal, etc. Varios miles de miembros de la Guardia Civil se encuentran ahora preparados en barcos a las afueras de los puertos de Barcelona y de Tarragona. El gobierno no puede sentarse a esperar y ver como se desintegra el país, pero si los separatistas catalanes tienen éxito en su intento por independizarse y el gobierno interviene con base en el Artículo 155 de la Constitución para suspender la autonomía, podría resultar en que las calles se bañen de sangre.

EIR ha documentado de varios movimientos separatistas semifeudalistas en España —de los cuales el de Cataluña y el del País Vasco son los más prominentes— han sido impulsados y desplegados históricamente por la monarquía británica. Ese separatismo estalló en una histeria de masas en Cataluña, en particular, bajo las condiciones de genocidio económico impuestas sobre España por el sistema británico de austeridad de la Unión Europea luego del 2008.

En procura de un respaldo internacional, los separatistas han promovido su propuesta bajo la sofistería de que se trata de una pelea por la “democracia”. El presidente de la región de Cataluña, Carles Puigdemont, hizo un llamado en el diario Guardian de Londres el 21 de septiembre, para que Europa y toda la comunidad internacional “se pusieran de pie con Cataluña en defensa de la democracia y los verdaderos valores europeos”, porque “los ciudadanos catalanes son pacíficos, europeos y de mente abierta”.

Los 14 lores y comunes del Grupo Parlamentario de los partidos sobre Cataluña, del Parlamento británico, publicaron una carta abierta el 21 de septiembre donde respaldan a los separatistas.

“Estamos extremadamente perturbados por las medidas tomadas por el gobierno español para evitar que se lleve a cabo el referendo que aprobó el Parlamento catalán... Hacemos un llamado al gobierno español para que permita que esta prueba de democracia de la opinión catalana se lleve a efecto sin mas inconvenientes”, declararon.

Por su parte, voceros de la City de Londres tales como el periódico Sunday Times y el periódico The Independent están publicando artículos que presentan al Primer ministro Rajoy como el nuevo dictador Francisco Franco, que busca eliminar la “democracia” en Cataluña.