Los dirigentes demócratas de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes inflexibles en su respaldo al intento de golpe británico

29 de septiembre de 2017

28 de septiembre de 2017 — La Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes sostuvo hoy una audiencia pública sobre la negativa del FBI y el Departamento de Justicia a entregar los documentos solicitados sobre las relaciones del FBI con el agente de la inteligencia británica MI6, Christopher Steele, y sobre su “expediente” mentiroso y desacreditado sobre Donald Trump y los rusos.

El solo hecho de que se hayan solicitado estos documentos, ya había hecho rabiar a los demócratas de más alto rango en esa comisión, el desafortunado congresista Adam Schiff de California, quien respalda totalmente al agente británico Steele y la operación “Rusia es nuestro enemigo”. Schiff dijo en el programa “Face the Nation” del noticiero CBS el domingo 24 de septiembre, sobre esta audiencia, que “yo creo que lo que hay realmente en el fondo, es un esfuerzo por desacreditar al señor Steele; en esencia de poner también al gobierno bajo juicio como una forma, creo yo, de distraer nuestro enfoque de investigar lo que hizo Rusia durante las elecciones”.

Schiff también negó rotundamente el informe de CNN que indica que el departamento en las Torres Trump del ex director de campaña de Trump, Paul Manafort, había sido interceptado realmente, lo cual confirmaba el famoso tuit de Trump, en el que dijo que Obama había ordenado ilegalmente interceptar sus comunicaciones. Sin peder el sueño, Schiff dijo ¡que si el presidente Obama hubiese ordenado interceptar las comunicaciones de Trump, no hubiera sido ilegal de todas maneras! En sus palabras: “El Presidente sugiere que Barack Obama estaba interceptando ilegalmente sus comunicaciones. Si el gobierno de Obama hubiese estado realizando espionaje ilegal sobre alguien que ellos consideraban podía ser un agente de una potencia extranjera, nosotros hubiésemos querido que el gobierno hiciera eso, y eso está muy lejos del tipo de vigilancia ilegal que ha sugerido el Presidente”.