“Vínculos estables sino-estadounidenses, apuntalan al orden mundial”

29 de septiembre de 2017

28 de septiembre de 2017 — Con ese título publicó el diario chino en inglés Global Times, propiedad de El Diario del Pueblo, órgano del gobernante Partido Comunista de China, un artículo de opinión sin firma, precisamente cuando el Secretario de Estado de EU, Rex Tillerson, está programado para llegar el 30 de septiembre para preparar la visita del Presidente Trump en noviembre a China. El título resume adecuadamente su contenido. Los siguientes son extractos:

“Este año ha sido agitado en términos de nuestras relaciones internacionales, pero sigue siendo lo suficientemente estable gracias en general a que las relaciones permanentes sino-estadounidenses, han tenido el papel fundamental de refuerzo. Las fricciones entre China y EU no han socavado nuestras relaciones bilaterales. Aunque los dos países han experimentado numerosos problemas, el tema sigue siendo la cooperación. La relación entre potencias grandes construida sobre esta base ha afectado la forma en que la gente ve las relaciones internacionales y ha aportado una sensación de estabilidad al mundo.

“La crisis nuclear en la península de Corea parece ir evolucionando hacia un enfrentamiento y el intercambio belicoso de amenazas entre Washington y Pyongyang está devorando el espacio para maniobrar. Pero todavía existe una última esperanza, siempre que China se interponga en medio. Si China deja de tener el papel de amortiguador, sería cuestión de tiempo antes de que EU y Corea del Norte iniciaran una guerra real.

“Pero es en el frente económico y comercial. En cuanto surge el proteccionismo, EU ha fustigado abiertamente a las economías más grandes e incluso ha llevado a cabo una investigación contra China según la Sección 301.

“Pero los dos socios comerciales más grandes no están enfrascados en una guerra comercial entre sí como se esperaba. Esto inspira a mucha gente a mantenerse optimista de que el sistema internacional de comercio se va a mantener.

“Los temas globales se tienen que resolver pero no de una manera apresurada. Tiene que haber perseverancia y paciencia para buscar soluciones. Las relaciones sino-estadounidenses le han dado forma a esta perspectiva que ha sido adoptada por mucha gente. Las consultas pacientes entre EU y China sobre disputas han impresionado al mundo.

“La cumbre China-EU no va a aportar una panacea para la crisis nuclear o las disputas comerciales. Pero las visitas recíprocas de los dos dirigentes han consolidado la creencia entre ambos pueblos y el mundo entero, de que los grandes temas se tienen que resolver mediante la cooperación. Han ayudado a encontrar terreno en común entre los dos países y por lo tanto a reducir los riesgos de errores de cálculo estratégicos debido a la impaciencia y la falta de confianza estratégica.

“Muchos temas frente a China y EU parecieran imposibles de resolver, pero aún así se necesitan soluciones que lo logren, mediante la cooperación. Desde que Trump tomó posesión, la forma en que China y EU se han adaptado uno al otro ha servido bien a los intereses de ambos países.

“Las relaciones sino-estadounidenses se tienen que basar en la realidad. Es fundamental para las relaciones bilaterales en el siglo 21, que se conozca hasta dónde llegan los límites de China en relación a las disputas bilaterales.

“¿Están en buenas condiciones las relaciones sino-estadounidenses, o no están funcionando adecuadamente? Preferimos lo primero. Pero lo que es más importante es hasta dónde las relaciones son predecibles y si los dos países tienen los instrumentos para hacerle frente a los problemas que surjan.

“Desde que Trump tomó posesión, las relaciones sino-estadounidenses han visto un aumento en la previsibilidad y los dos países han sido más capaces de manejar los problemas. Nuestro mayor deseo es que la tendencia se pueda fortalecer y cimentar con el viaje a China de los dos secretarios de EU y la visita de Estado de Trump a China”.