Trump aumenta el financiamiento federal para Puerto Rico; alcalde de San Juan recuerda, ‘la gente antes que la deuda’

29 de septiembre de 2017

29 de septiembre de 2017 — El Presidente Donald Trump autorizó el pasado martes 26 un aumento al nivel de financiamiento federal para Puerto Rico, por los próximos 180 días. Aunque la cantidad en dólares no se especificó, una declaración de la Casa Blanca indica que la participación de los gastos será aumentada en un 100% de financiamiento federal para remover los escombros y tomar medidas de emergencia de protección, “así como la ayuda federal directa”.

Desde temprano el Presidente había tuitedo que Puerto Rico quedó devastado, literalmente no le queda infraestructura alguna, y señaló los miles de millones de dólares que le adeuda a bancos de Wall Street, “lastimosamente se le tiene que hacer frente a eso”. Aunque no está claro que quiso decir Trump con eso de “hacer frente a eso”, Carmen Yulin Cruz, alcalde de San Juan, respondió inmediatamente para subrayar que “uno no pone la deuda por encima de la gente, sino a la gente por encima de la deuda”. No obstante, ella mostró su aprecio por la labor hecha por la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA, en sus siglas en inglés), y señaló que estaba haciendo un gran trabajo y “agradeció” su gestión “y por coordinar trabajos para la recuperación” de San Juan. Estamos tan cansados, pero nuestras almas están tan plenas de fuerza que vamos a sacar a todo el que podamos... Nos vamos a levantar a pesar del dolor”, insistió. “Les garantizo que aquí hay una nación, un país lleno de esperanza y de energía”. De inmediato Trump le respondió dándole las gracias por sus comentarios.

El anuncio que dio la Casa Blanca del aumento de financiamiento federal parece una respuesta a la solicitud que hizo el gobernador Ricardo Rosselló, de que se diera una ayuda Federal “sin precedentes” a Puerto Rico, en virtud de la magnitud del esfuerzo de reconstrucción y los desafíos logísticos involucrados en la distribución necesaria de suministros de rescate, dadas las inundaciones, los caminos bloqueados, y la falta de electricidad y comunicaciones. Rosselló igualmente espera que el gobierno federal también le permita a Puerto Rico la necesaria “flexibilidad” para manejar y contar con la asistencia Federal, dada la complejidad de la situación.

En su rueda de prensa del lunes 25, Rosselló dio las gracias sinceras a Trump en vista de la rápida respuesta que su gobierno ha dado para ayudar a Puerto Rico, y más adelante, en una serie de tuits, lo elogió por su “liderato, su respuesta rápida y su compromiso con nuestra gente”. Con relación a la FEMA solo tuvo cosas buenas que decir sobre la labor que está llevando a cabo en la isla.

En declaraciones que dio el martes 26 a la prensa desde la Casa Blanca, Trump anunció que irá a Puerto Rico el próximo martes 3 de octubre, e indicó que atrasó su viaje por temor a perturbar el trabajo de los rescatistas y la labor de ayuda. Según el informe de la Casa Blanca, Trump señaló la enorme devastación de la isla, en particular la destrucción de la infraestructura, y dijo que serán enviados a la isla enormes cantidades de ayuda “en cuestión de horas”. En respuesta a una pregunta sobre si la isla está recibiendo toda la ayuda que necesita, respondió que Puerto Rico, “para mí es muy importante... esta es gente maravillosa y tenemos que ayudarlos... son gente de gran corazón, y se van a recuperar”.