Puerto Rico y las islas del Caribe requieren operaciones de logística militares de largo plazo

30 de septiembre de 2017

30 de septiembre de 2017 — La escala de apoyo para los millones de personas desamparadas en el Caribe requiere de un esfuerzo logístico militar. Esto ya está en camino en la fase de emergencia para hacer llegar suministros de alimentos, agua, generadores eléctricos y medicinas. Pero también se aplica a la siguiente fase de reconstruir la infraestructura básica, y crear condiciones para restablecer la economía.

Esto es diferente a los casos de Texas y de Florida, en donde el apoyo desde afuera todavía puede “conectarse” a la infraestructura comercial e institucional, a pesar de todo el daño físico que sufrieron. Pero en Puerto Rico, por ejemplo, estas estructuras casi no existen ya.

Un prominente ingeniero eléctrico, de la compañía eléctrica de Virginia, Dominion Energy, quien tiene décadas de conocimientos sobre desastres, recalcó este aspecto. Dijo que, por supuesto, pueden ir y venir brigadas de trabajadores técnicos de otros estados a Texas y a Florida para ayudar. El equipo de rescate de Dominion Energy, por ejemplo, acaba de regresar a Virginia el 23 de septiembre proveniente de Florida.

Pero en Puerto Rico, tiene que hacerse una operación militar completa, desde todo punto de vista, y a largo plazo. Hay que enviar buques y aviones de transporte, repletos de transformadores, cables eléctricos, accesorios eléctricos y equipos de todo tipo. Debe haber hospedaje para el personal encargado de todo eso, y enviar equipo pesado de construcción. En el terreno, hay que asegurar que la población tenga lo que necesita, desde alimentos y agua, hasta viviendas y empleo. Tiene que haber seguridad.

El jefe del Estado Mayor Conjunto de EU, general Joseph Dunford, se refirió a esto el pasado martes 26 durante el testimonio que rindió ante la Comisión de Servicios Armados del Senado. Dunford respondió a muchas de las preguntas específicas sobre cuál es la ayuda que el ejército está prestando actualmente. Pero Dunford recalcó que el ejército tiene que pensar en “la próxima semana”, y en cómo ver “más allá del horizonte”. En estos momentos, el “Comando Norte continua llevando a cabo operaciones de 24 horas conduciendo enérgicamente operaciones de búsqueda y rescate, llevando a las islas más productos esenciales, y restaurando la electricidad en los hospitales, los puertos, los aeropuertos, y en otras instalaciones fundamentales”.

El Presidente Trump dijo el mismo martes 26 en una reunión en la Casa Blanca, que tiene que haber un respaldo “de largo plazo” a estas zonas.

Estas son algunas de las operaciones que se están llevando a cabo en estos momentos:

** El Comando Norte de Estados Unidos (USNORTHCOM, en sus siglas en inglés) anunció el 26 de septiembre que van a determinar lo que sería “un paquete logístico mayor, el cual va a ofrecer el Comando Conjunto”, para aumentar la ayuda a la isla. Asimismo, NORTHCOM va a “establecer un Componente Terrestre de de Comando Adelantado en Puerto Rico que llegaría en las siguientes 24 horas”. Será comandado por el brigadier general Rich Kim, subcomandante del Ejercito Norte de Estados Unidos, que llegaba a la isla el miércoles 27.

** Para las 5pm del 26 de septiembre, había 3,800 soldados y civiles del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos (USACE, en sus siglas en inglés) trabajando en las Islas Vírgenes y en Puerto Rico, con 16 helicópteros y 8 más en camino, junto con 520 tractores.

** Del USACE hay trabajando en esto 750 personas. Están en camino centrales eléctricas temporales de emergencia para Puerto Rico y para las Islas Vírgenes.

** El USACE está ejecutando evaluaciones críticas que les solicitó la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA, en sus siglas en inglés). El USACE estima que hay 30,000 techos dañados en la isla.

** Las prioridades de la Oficina de la Guardia Nacional de Estados Unidos (NGB, en sus siglas en inglés) son transportar alimentos y agua a las personas que lo necesitan, aumentar el personal de vigilancia del orden público para garantizar la seguridad de la comunidad, y dar asistencia en ingeniería para reconstruir infraestructura fundamental.

** La Guardia Nacional y el USACE también están trabajando conjuntamente con la Administración Federal de Aviación (FAA, en sus siglas en inglés) para restaurar las operaciones en su totalidad en todos los aeropuertos de Puerto Rico y en las Islas Vírgenes, así como para garantizar el suministro urgente de la generación eléctrica para las torres de control las instalaciones de radar. Si todo sale de acuerdo a lo planeado, las periodicidad del transporte aéreo podría aumentar de 18 a 36 vuelos.

** El buque hospital de la Armada, el USNS Comfort fue enviado a Puerto Rico. Estaba programado para salir ya de Norfolk, Va., y el viaje toma unos cinco días a la isla. Su tripulación de 65 personas se aumentará con 1200 miembros del personal medico. El Confort está equipado con 1,000 camas para pacientes, 12 salas de quirófanos para operaciones, y un gama complete de servicios médicos.

** El Departamento de Defensa de Estados Unidos (DOD, en sus siglas en inglés) está también suministrando capacidades médicas para incluir un centro de tratamiento médico y quirúrgico con 50 camas para atención hospitalaria, ambulancias, 5 equipos médicos, capacidades de ambulancia aérea civil, y para St. Croix, un centro medico y quirúrgico de 50 camas.

** Once de los 69 hospitales de Puerto Rico ya tienen combustible o electricidad. El USACE está avanzando para solucionar la falta de electricidad en los hospitales, utilizando generadores eléctricos adquiridos por la Agencia de Logística de Defensa (DLA, en sus siglas en inglés), que fueron enviados a la isla en aviones militares.