Embajador de Corea del Norte en la ONU advierte sobre el inminente estallido de una guerra nuclear

19 de octubre de 2017

18 de octubre de 2017 — El embajador alterno de Corea del Norte ante las Naciones Unidas, advirtió el 16 de octubre en la Asamblea General de la ONU que la crisis en la península de Corea “ha alcanzado un punto de precariedad y puede estallar una guerra nuclear en cualquier momento”, informó la cadena noticiosa rusa RT.

El embajador alterno, Kim In-rong, dijo que Corea del Norte es el único país en el mundo que está sometido a “una amenaza nuclear tan extrema y directa” por parte de Estados Unidos, informó la agencia AP. Acusó a Estados Unidos de estar albergando “una operación secreta con el objetivo de sacar a nuestro liderato supremo” y dijo que el arsenal nuclear de Corea del Norte es solo para autodefensa.

Kim In-rong habló ante la Comisión de Desarme de la Asamblea General de la ONU, e insistió en que las armas nucleares son “activos estratégicos preciados de Corea del Norte que no se pueden revertir ni alterar por nada”, una declaración que ya otros funcionarios de Corea del Norte han hecho saber casi utilizando las mismas palabras, dice RT.

El embajador advirtió que “la totalidad del territorio continental de Estados Unidos está dentro de nuestro rango de alcance y si Estados Unidos se atreve a invadir nuestro territorio sagrado, aunque sea una pulgada, no van a escapar de nuestro castigo severo en ninguna parte del globo... A menos que se erradique por completo la política hostil y la amenaza nuclear de Estados Unidos, nunca vamos a poner en la mesa de las negociaciones nuestras armas nucleares y cohetes balísticos, bajo ninguna circunstancia”.

Jonathan Marshall, un contribuyente frecuente de ConsortiumNews sobre armas nucleares y guerra, echó por tierra la noción de que los misiles interceptores lanzados desde tierra, que promocionan los senadores Lindsey Graham (republicano de Carolina del Sur) y John McCain (republicano por Arizona) tengan la capacidad de interceptar misiles nucleares provenientes en esta dirección. Marshall cita al experto en armas Joseph Cirincione, quien dijo con sarcasmo, “tenemos tantas posibilidades de interceptar un misil norcoreano como las que tenemos de que el Presidente anote un hoyo en uno”. La Oficina de Control y Fiscalización del gobierno (GAO por siglas en inglés) informó el año pasado que “no se ha demostrado” el supuesto desempeño optimista que alega la Agencia de Misiles de Defensa sobre los misiles lanzados desde tierra.

Marshall dijo que la fe del presidente Trump en su sistema de misiles de defensa está fuera de lugar y es peligrosa. Además, destaca que Kim Jung Un “describió recientemente su pequeño arsenal nuclear, no como una fuerza ofensiva” sino como una “fuerza disuasoria poderosa que salvaguarda firmemente la paz y la seguridad de la península de Corea” en contra de las “prolongadas amenazas nucleares” de Estados Unidos. Los expertos estadounidenses “creen que Kim habla en serio cuando habla de que están adquiriendo armamento nuclear como disuasión, no para la guerra” dice Marshall, y cita la reciente declaración pública de uno de los analista de la CIA sobre Corea más importantes, en el sentido de que “él [Kim Jong Un] quiere gobernar por un largo tiempo y morir plácidamente en su propia cama”.