Xi presenta una visión integral para las próximas tres décadas

20 de octubre de 2017

19 de octubre de 2017 — En la inauguración del 19no Congreso del Partido Comunista de China (PCC), el Presidente chino y secretario general del partido, Xi Jinping, presentó en un discurso de casi cuatro horas, una visión integral del período que habrá de concluir con la celebración del centenario de la fundación del Partido Comunista, a conmemorarse en el 2049, en el cual se acelera significativamente el ritmo hacia la modernización de China.

Xi empezó con una mirada retrospectiva de los últimos cinco años de desarrollo, desde que asumió el cargo de Secretario General del Partido Comunista, destacando la expansión de los grupos con ingresos medios en la sociedad china, los grandes avances en las regiones centro y occidental anteriormente atrasadas y la “formidable” eliminación de la pobreza. “Los cambios han sido fundamentales y profundos. Hemos resuelto problemas que nunca antes se habían abordado”, dijo Xi.

Viendo adelante hacia la próxima década, Xi aceleró el paso del desarrollo en relación a las prognosis anteriores. Los dos objetivos centenarios que China se había fijado eran: a) alcanzar una sociedad moderadamente próspera para el 2020; y b) transformar a China para el 2050 en un “país socialista moderno, fuerte, democrático, civilizado y armonioso”. Xi ahora dividió ese período en dos partes: entre 2020 y 2035, China logrará su modernización plena; entre 2035 y 2050, China “se transformará en una gran sociedad en donde China alcanzará nuevas cimas”.

Para entonces, China habrá “logrado su capacidad de gobierno”, la población china será próspera y segura y la nación será “una nación bella y armoniosa, fuerte, próspera, democrática y culturalmente avanzada y China se habrá convertido en un miembro cabalmente activo de la comunidad de naciones” declaró Xi.

Los medios para lograr estos objetivos, subrayó Xi, serán la expansión de la amplitud y profundidad del Partido Comunista de China, el principal instrumento de los grandes logros que ha alcanzado la nación china después del siglo de humillación que empezó con la derrota de China en las Guerras del Opio hasta llegar a la era actual de reforma y apertura, iniciada por Deng Xiaoping, en donde se desarrolló el concepto de “socialismo con características chinas”

Xi subrayó que China no está interesada en adoptar modelos extranjeros para su desarrollo. “Tuvimos que establecer un sistema social que se ajustara a la realidad china. Fue la transformación más profunda de la población china con la cual pudimos revertir su destino... Nuestro partido nunca ha olvidado su misión central. Hemos superado dificultades y creado un milagro tras otro... El país ha entrado ahora a una nueva era de su desarrollo” y el objetivo clave del Congreso del Partido al lanzar esta nueva era, es preparar a los cuadros del partido para esta empresa y garantizar que mantengan los ojos puestos en el objetivo.

La campaña anticorrupción dentro del gobierno y del partido ha tenido el objetivo de lograr esto, y Xi, en su discurso, se mostró enérgico en subrayar la importancia de este proceso, reiterando una y otra vez la necesidad de que los cuadros del partido estén comprometidos exclusivamente con el bienestar de la población a la que sirven dijo Xi.

El partido continuará desarrollando una democracia socialista, dijo Xi, haciendo contacto con otros miembros no partidistas o miembros de otros partidos para hacer realidad el sueño del Rejuvenecimiento Chino. El proceso consultivo con quienes no sean miembros del partido, que siempre ha sido una parte integral del sistema político de China desde la fundación de la República Popular de China, se expandirá y se intensificarán las consultas mientras que China siga adelante. Este año se invitó a asistir al Congreso del Partido a miembros de otros grupos y partidos, con una cobertura más amplia de los medios de prensa internacionales.

Llevar a cabo estos objetivos “no va a ser un paseo en el parque” destacó Xi. El país aún enfrenta serios problemas en particular su “desarrollo desequilibrado e inadecuado”. Dijo que “tenemos que apuntar a lo más alto y estar conscientes de los peligros”. Puso especial énfasis al continuo desarrollo de la fortaleza militar de China y aseguró que para el 2050 se habrá transformado en una fuerza militar de clase mundial. Subrayó la necesidad de mantener el sistema de Un País, Dos Sistemas en relación a Macau y Hong Kong, donde ambos han florecido bajo este régimen y advirtió en contra de cualquier intento por revivir las nociones de una Taiwán independiente, y reiteró la determinación de China a evitar la separación de Taiwan, bajo el modelo de Un País, Dos Sistemas.

China continuará su proceso de apertura, tanto ampliando las inversiones en el exterior como buscando la estrategia china de “volverse globales”, con énfasis en la Iniciativa la Franja y la Ruta, dijo. Globalmente “hay muchos desafíos que enfrentar” y “ningún país le puede hacer frente a los desafíos solo, ni se puede retraer en el aislamiento”. “ El llamado a cooperar de China es incluyente y tiene el objetivo de crear una comunidad de naciones con un futuro compartido... Tenemos que mantenernos juntos en las buenas y en las malas”.

“Busquemos aprender uno de otro” dijo Xi. “China respeta los derechos de todas las naciones que buscan su propia vía. Nunca buscaremos desarrollarnos a costa de otros. Encontraremos convergencias con otros países y fortaleceremos la cooperación con otros países en vías de desarrollo y promoveremos la cooperación a través de la Iniciativa la Franja y la Ruta”.

Al subrayar la importancia de un estudio renovado de la historia de China desde la creación de la República Popular de China en 1949, también destacó la necesidad de una renovación constante y la proliferación de las grandes tradiciones del pensamiento chino a través de sus 5,000 años de historia.

“En el transcurso de esta historia de 5,000 años, China ha hecho grandes contribuciones a la humanidad. China continuará promoviendo las artes, preservando la tradicional cultural china y fomentando un enfoque en las artes centrado en la población.

Xi también destacó la importancia de las ciencias, y planteó los últimos avances fundamentales que China ha hecho en sus descubrimientos científicos; exhortó a que se promueva el “espíritu de ciencias” entre el pueblo y a “hacer que el conocimiento científico esté disponible ampliamente”. El objetivo inmediato de la política económica en China es transformarla en una “sociedad innovadora”.

Entre los delegados al Congreso del Partido están varios astronautas, entre ellos Jing Haipeng, el comandante de la última misión Shenzhou y el astronauta chino que ha permanecido el período de tiempo más prolongado en el espacio.