“Llevemos el espíritu de la Nueva Ruta de la Seda a Yemen”

11 de noviembre de 2017

11 de noviembre de 2017 — Helga Zepp-LaRouche pronunció el siguiente discurso el 7 de noviembre del 2017, en el Foro “De Sana’a a Pekín: El primer seminario diplomático” en Sana’a, Yemen, en un video pregrabado. El acto fue patrocinado por el ministro de Relaciones Exteriores de Yemen, Hisham Sharaf, quien también hizo una presentación; se llevó a cabo en el Instituto de Diplomacia de Sana’a, y participó también Fouad Al-Ghaffari, presidente de la Oficina Asesora para la Coordinación con el BRICS, quien hizo la presentación de la señora Zepp-LaRouche.

Hola. Yo realmente quiero que este mensaje sea para ustedes, el pueblo de Yemen. Sé que han pasado por un sufrimiento terrible. Hay una guerra que inflige heridas terribles y muerte; tienen una guerra de hambrunas, epidemias, y hasta bloqueos y lo que es más preocupante en todo esto, es que ahora todo el mundo sabe lo que está pasando, pero muy pocas personas realmente lo han vuelto en noticia que debe cubrirse.

Ahora hay algunas excepciones. que yo creo que es muy, muy importantes que ustedes las consideren y sepan. Una es que en el Congreso de Estados Unidos, hay una resolución, la Resolución 81 del Congreso, presentada por los congresistas Walter Jones, Thomas Massie y otros, quienes hacen un llamado a que Estados Unidos deje de apoyar esta guerra en contra de Yemen. En el Congreso hay una pelea interna sobre esto, que todavía no se ha decidido, pero creo yo que es muy importante que esto esté ocurriendo realmente.

De importancia absoluta para ustedes es el hecho de que China tenga una política nueva hacia los países árabes. China ha publicado un documento en donde plantea que ellos quieren mejorar las relaciones con los países árabes y extender la Nueva Ruta de la Seda hacia el mundo árabe. http://news.xinhuanet.com/english/china/2016-01/13/c_13500619.html

Ahora, la Iniciativa de la Franja y la Ruta, como se conoce también al programa de la Nueva Ruta de la Seda, es, desde mi perspectiva, la iniciativa estratégica más importante en el planeta. La presentó hace cuatro años el Presidente Xi Jinping en Kazajstán, y en los cuatro años transcurridos, ha emprendido un desarrollo que roba el aliento. Más de 70 países están cooperando ahora y esto sigue creciendo muy rápidamente. Ha llevado al desarrollo de corredores económicos, parques industriales, agricultura e hidroelectricidad.

Y no es solo un modelo de desarrollo económico que lleva el desarrollo de infraestructura, potencialmente, al mundo entero. Sino que también representa un nuevo modelo de política a nivel internacional. China inició esta concepción, que Xi Jinping califica de “una comunidad para el futuro compartido de la humanidad” y es la idea de que la geopolítica está acabada y tiene que reemplazarse con una “cooperación donde todos ganan” entre todas las naciones de este planeta, en donde cada uno trabaja con el otro, en el interés del otro.

Este es el espíritu de la Nueva Ruta de la Seda y esto ha sido captado por muchos países del mundo. Creo que esto es también algo que debe esperar Yemen, porque creo que la única forma en que se puede arreglar el conflicto en Yemen, es en el contexto más amplio en el que todos los vecinos trabajan juntos, con Rusia, con China, con India, con Estados Unidos. Y estoy muy esperanzada en que el viaje del Presidente Trump a Asia, que incluye una visita de Estado a China, en donde ambos Presidentes, Presidente de Estados Unidos y el Presidente de China, ya han indicado que quieren que esto funcione, y eso cambiaría toda la dinámica en el plano estratégico.

Y como ustedes saben, los chinos se han convertido en expertos fantásticos sobre infraestructura, y por lo tanto, extender el concepto de la Nueva Ruta de la Seda al mundo árabe, reverdecer los desiertos, haciendo el bien para todos los pueblos del mundo árabe con el desarrollo de la agricultura, de la industria, de ciudades nuevas, creo que eso es algo con lo que tiene que familiarizarse el pueblo de Yemen, y discutirlo y tomar la iniciativa de que Yemen se convierta en parte de esto.

Así que, realmente estoy muy esperanzada y espero que el espíritu de la Nueva Ruta de la Seda sea una idea mucho más dominante en Yemen muy, muy pronto.