El Presidente Trump vapuleó a Theresa May de Gran Bretaña

2 de diciembre de 2017

2 de diciembre de 2017 — La realidad de que las relaciones británico-estadounidenses están en su peor momento en décadas, cuando los británicos intentan derrocar al Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ve reflejada en la guerra de tuiteos entre el Presidente Trump y la primera ministra británica Theresa May. Trump tuiteó respondiendo a May por sus críticas a la propaganda antimusulmana.

[email protected], no te enfoques en mí, enfócate en el Terrorismo Radical Islámico destructivo que está sucediendo ahora en el Reino Unido” tuiteó Trump el 29 de noviembre. “¡Nosotros estamos perfectamente bien!”.

Su mensaje fue en respuesta a la crítica del vocero de la Primera Ministra británica al Presidente Trump porque reprodujo unos videos que sacó del segundo al mando de un grupo derechista británico.

El Guardian de Gran Bretaña informo que el senador Orrin Hatch (republicano por Utah) quien se reunió con May en Downing Street (domicilio oficial del gobiernobritánico) la semana pasada, se apresuró a defender a May. Tuiteó: “[email protected]_may es una de las grandes dirigentes mundiales, yo tengo un amor y respeto increíble por ella y por la forma en que conduce al Reino Unido, especialmente frente a la turbulencia”.

¿Dónde estaba May mientras esto estaba ocurriendo? En gira por el Medio Oriente en donde visitará Irak, Jordania, y, dónde más? Arabia Saudita por supuesto, el segundo patrocinador del terrorismo más grande del mundo, después de la misma Gran Bretaña.

El Guardian se lamenta: “el enfrentamiento marca un nuevo giro inesperado en la ‘relación especial’ que se ha beneficiado de la química personal entre dirigentes como Winston Churchill y Franklin Roosevelt, Margaret Thatcher y Ronald Reagan y Tony Blair y Bill Clinton”. Pero esta “química” obviamente no existe entre Trump y May.

El incidente empezó aparentemente cuando Trump destacó unos videos de Jayda Fransen del partido “Gran Bretaña Primero” que supuestamente muestra a un grupo de musulmanes empujando a un chico desde una azotea. Parece que la credibilidad del último video se puso en duda cuando la embajada holandesa en Washington dijo que el perpetrador del acto violento en el video, nació y creció en Holanda, que por supuesto ha sido también un refugio seguro para los terroristas.

El vocero de May respondió diciendo que “el Presidente no debió haber hecho esto”. El Secretario de Relaciones Exterior británico, Boris Johnson, metió su cuchara: “El Reino Unido tiene una historia orgullosa de sociedad abierta y tolerante y los discursos de odio no tienen lugar aquí”

May habló después desde Jordania, en donde insistió en que sus desacuerdos con Trump no afectarán la “relación especial de largo plazo” del Reino Unido, aunque se negó a hablar de la planeada visita de Estado de Trump al RU, más allá de repetir que todavía no se ha fijado fecha.

El incidente se ha usado para echarle leña al fuego a la campaña contra Trump en el parlamento británico.