Lopez Obrador, candidato presidencial mexicano, anunció que quiere negociar la “reconciliación” con los carniceros de Narcotráfico S.A.

6 de diciembre de 2017

6 de diciembre de 2017 — Andrés Manuel López Obrador (AMLO) –-el otrora líder de la pretendida revolución de color de Londres en México, y su candidato preferido para las elecciones presidenciales del próximo julio del 2018— causó una conmoción total en el país al hacer un llamado al “diálogo” y a la “reconciliación”, al estilo Colombia, con los más sanguinarios carteles de las drogas del país. Esos narcos, los peones desplegados por Narcotráfico S.A. de Londres, asesinaron a 200,000 mexicanos en el transcurso de la década pasada, para no mencionar a los que han fallecido en Estados Unidos con las drogas que Narcotráfico S.A. exporta a Estados Unidos cada año.

Durante conversaciones que tuvo en el estado de Guerrero, controlado por los narcotraficantes, durante este fin de semana, y sonando ante el mundo como un hombre que acaba de recibir una amenaza de muerte, AMLO dijo: “Si es necesario, hablaremos de dar amnistía, siempre y cuando las víctimas y sus familias así lo quieran... Eso vamos a proponer. Lo estoy analizando. Lo que puedo decir es que no vamos a dejar ningún asunto sin discusión, si eso es pertinente a la paz y a la tranquilidad”.

El lenguaje utilizado por AMLO es casi idéntico al que empleaba Juan Manuel Santos, Presidente de Colombia, para justificar su “acuerdo de paz” con las FARC y la legalización de las drogas, que fue un dictado de Londres y de las Casa Blanca de Obama.

El periódico de Londres Guardian informó que AMLO está actualmente en las encuestas 14 puntos por delante del posible candidato del PRI a la Presidencia, José Antonio Meade, ex secretaria de Hacienda, quien ha sido toda una pieza de Wall Street. Meade venció recientemente al otro candidato presidencial potencial del PRI, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien está vinculado a las redes nacionalistas del PRI.