La maniobra desesperada de Juncker es viento en popa para el populismo

9 de diciembre de 2017

9 de diciembre de 2017 — La maniobra desesperada del presidente de la Comisión de la Unión Europea (UE), Jean-Claude Juncker, con sus nuevas propuestas de darle más poder a las instituciones supranacionales de la UE, difícilmente van a ser adoptadas y su efecto será darle vuelo a los sentimientos contra la UE por toda Europa. El Comisionado sobre Presupuesto de la UE, Günther Oettinger, fue el encargado de presentar las propuestas de Juncker, y quien tendría un papel central si se adoptaran las “reformas”. No es accidente que algunas fuentes alemanas vean la mano de Oettinger así como también del principal sherpa de Juncker, Martin Selmayr, en las propuestas de Juncker.

Juncker propone cuatro “reformas”:

* Establecer un Fondo Monetario Europeo bajo la ley de la UE

* Colocar el Pacto de Estabilidad bajo la ley de la UE

* Un presupuesto para la UE con ingresos y poderes ampliados

* Un Ministro de Finanzas de la EU bajo la Comisión de la UE

La propuesta se articula en siete documentos, todos ellos largos y formales, que uno puede leer en el portal de la Comisión.

A nadie, excepto a los conspiradores de la UE, les gusta el plan. Los franceses no lo quieren porque no es lo que Macron quiere y lo consideran como una criatura de Wolfgang Schauble (como Libération del 4 de diciembre); en Alemania, no les gusta porque pone todo bajo la Comisión de la UE, lo cual también podría enfrentar problemas con la Corte Constitucional alemana en Karlsruhe; en Italia, no les gusta porque lo ven como una gigantesca Troika de la cual ellos serían la primera víctima.

Así que, probablemente terminará siendo lo que los alemanes llaman Makulatur (maculatura, las primeras hojas de la imprenta que siempre se descartan). Pero va a tener un efecto político, lo que lo lleva a preguntarse si este no fue el propósito secreto de la UE de promover las contrapandillas “populistas” como Alternative für Deutschland (AfD) de Alemania, que va a recibir un impulso tremendo con esta estupidez política.

El dirigente de la AfD, Jorg Meuthen, publicó un comunicado de prensa donde ataca las “obtusas eurofantasías” de Juncker. La propuesta tiene el propósito de hacer “una redistribución aún mayor en la zona del Euro e incapacitar aún más a los contribuyentes alemanes”. Después de despotricar en contra de las naciones del sur de la UE, Meuthen dice que “un ministro de finanzas de la UE no tendría una legitimidad democrática. Ninguna agencia democrática controlaría un presupuesto de la UE independiente. Lo mismo se aplica para el ESM (Mecanismo de Estabilidad Europeo) que según los planes de Juncker le sacarían la vuelta al control por parte de Estados miembros soberanos”

El tabloide populista alemán Bild lo publica con el encabezado “¿Se está aprovechando Juncker de nosotros por no tener gobierno?”.

Sobre el jefe del gabinete de Juncker, Martin Selmayr: estudió leyes europeas y trabajó para la gigantesca Fundación Atlanticista Bertelsmann, en Bruselas, antes de empezar su carrera en la Comisión de la UE. Es nieto del general de la Wehrmacht Josef Selmayr, quien trabajó con Reinhard Gehlen en la famosa Abteilung Fremde Heere Ost (inteligencia militar) y fue sentenciado a 15 años por crímenes de guerra en Yugoslavia. En 1950 fue liberado y se unió a la famosa “organización Gehlen” el grupo de espionaje antisoviético creado por los angloamericana hasta que finalmente se convirtió en jefe de la Inteligencia Militar Alemana (MAD).