Putin despedaza al Proyecto Democracia; no habrá Ucranias en Rusia

16 de diciembre de 2017

16 de diciembre de 2017 — Durante su conferencia de prensa anual este jueves 14 de diciembre, el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, llamó a una muy conocida candidata de la oposición, Kseniya Sobchak, y le dijo: “A Kseniya le gustaría decir algo en contra de todo el mundo. Por favor”. (Su consigna de campaña es “Contra todos”).

Sobchak procedió a atacar a Putin por no permitir la competencia en las elecciones, por arrestar a Alexei Navalny con falsas acusaciones para impedir que compitiese, asesinando a los opositores, etc. Putin le dio una respuesta devastadora:

“Supongamos que tu consigna sea ‘Contra todo mundo’. ¿Eso es un programa de acción positiva? ¿Qué propones para resolver los problemas de los que estamos hablando hoy? [aplausos]...

“Sobre los personajes que mencionaste. Ya se hizo una pregunta sobre Ucrania. ¿Quieres que haya una docena de personas como Saakashvili compitiendo por aquí? Esos que mencionaste son la versión rusa de los Saakashvilis. ¿Quieres que esos tipos Saakashvilis desestabilicen tu país? ¿Quieres que vayamos de una Maidan a la siguiente? ¿Para sobrevivir intentos de golpe? Ya pasamos por esto. ¿Quieres que regrese todo esto? Yo estoy seguro que la abrumadora mayoría absoluta de los ciudadanos rusos no quieren esto y no van a permitir esto. [aplausos]

“Claro que tiene que haber competencia, y por supuesto que habrá competencia; la única cuestión es el radicalismo. Vean lo que le sucedió al movimiento Ocupar Wall Street en Estados Unidos. ¿Dónde están ahora? La cosa es que estaba conformado por gente como Saakashvili o esos que tu nombrase. ¿Dónde están ahora? Nadie sabe.

¿Es democracia esto o no? Todos nos deberíamos de preguntar: ¿Qué es la democracia? Este es un tema para una discusión sería y profunda.

“Te aseguro que el gobierno nunca ha tenido miedo y no le tiene miedo a nadie. Pero el gobierno no debe actuar como un campesino barbudo, pellizcando ociosamente pedazos de repollo en sus barbas, y viendo que el Estado se convierte en un charco de lodo donde los oligarcas pescan sus peces dorados, como fue en los 1990 o en Ucrania hoy en día. ¿Queremos una réplica de la Ucrania de hoy en Rusia? No, no lo queremos y no lo vamos a permitir”.