Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Lavrov habla de las raíces del nuevo paradigma en entrevista de Navidad

26 de diciembre de 2017
rt-sergei_lavrov.jpg
Foto en pantalla de la entrevista de Sergey Lavrvov con RT (Copyright RT)

26 de diciembre de 2017 — En su entrevista con RT el 25 de diciembre, el Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, se refirió a las raíces del “mundo multipolar” que ahora está naciendo, en tanto que se viene abajo la peligrosa fantasía mundial de la era de Bush y Obama —de que Estados Unidos es la “única superpotencia”— junto con el sistema bancario occidental.

“Yo creo que el concepto de un mundo multipolar se volvió realidad no hace 10 sino más bien hace unos 20 años. Lo presentó Yevgeny Primakov cuando fue Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, entre 1996 y 1998. El estuvo también detrás de la iniciativa para establecer el marco de cooperación tripartita Rusia, India y China (RIC), que sigue funcionando hasta nuestros días... El marco RIC pavimentó el camino a lo que ahora se conoce como BRICS, cuando Brasil y después Sudáfrica se unieron al trío Rusia, India y China. Yo creo que esto es un indicio de la tendencia hacia el surgimiento de lo que llamamos un orden mundial policéntrico”, dijo Lavrov.

En diciembre de 1998, Primakov, quien era Primer Ministro desde septiembre de 1998, visitó India, en donde hizo un llamado por la formación de un triángulo estratégico entre las tres naciones gigantes de Eurasia: Rusia, India y China. Después, en marzo de 1999, Primakov programó una visita a Washington para reunirse con el Presidente Clinton, para discutir seguramente su concepto de triángulo estratégico y apelar a Estados Unidos a que lo apoyaran, o incluso, que se le unieran. Al Gore, entonces vicepresidente (o presidente del vicio, como lo llamaba LaRouche), saboteó la reunión al llamarle a Primakov, quien ya viajaba en su avión con rumbo a Estados Unidos, y le dijo que Estados Unidos iba a bombardear a Yugoslavia durante su visita.

LaRouche respondió en la EIR del 2 de abril de 1999: “Los miembros de la Comisión de los Principales, entre ellos el vicepresidente Al Gore, sabían con antelación, que el Primer Ministro de Rusia iba a cancelar su visita a Washington en el instante mismo en que le informaran que empezarían a bombardear a Yugoslavia en el transcurso de su visita programada. El Presidente Clinton había enviado señales para todo el que tuviera cerebro para poder escuchar las señales claras del Presidente, en el sentido de que no se iba a bombardear a Yugoslavia durante la visita de Primakov. Gore y demás, estaban desesperados tratando de evitar que ocurriera esta visita. Gore, se movió a espaldas del Presidente, interceptó al Primer Ministro de Rusia, a solo dos horas de su programado arribo a Washington, y le informó que lo más probable era que el bombardeo ocurriera en el transcurso de su visita!”.

Primakov ordenó que el avión regresara a Moscú. LaRouche encabezó su artículo: “¡Gore provoca una guerra total!”. Esa advertencia, en relación a Gore y sus compinches agentes británicos, Obama y Hillary, sigue vigente.

Luego, en octubre de 2009, Lyndon LaRouche, en su participación en el Foro de Rodas, amplió la visión de Primakov, y su probable intención, al hacer un llamado a crear un consorcio de las “cuatro potencias”, Rusia, China, India y Estados Unidos, como la base necesaria para ponerle fin al imperio británico y establecer un nuevo paradigma que abarcase a todas las naciones soberanas, para cooperar por la paz y el desarrollo. LaRouche dijo: “Por lo tanto, la tarea, como yo la defino, si Rusia, Estados Unidos, y China e India acuerdan, como un grupo de países, iniciar y forzar la reorganización del sistema financiero y de crédito mundial, bajo estas condiciones, con acuerdos de largo plazo, del mismo tipo que planteara Franklin D. Roosevelt antes de su muerte, en 1944, bajo naciones claves, la intención de Roosevelt de todos esos años posteriores, se hubiera podido llevar a cabo y eso es lo que lo podemos hacer hoy”.

Esta es la historia a la que se refería Lavrov para el día de hoy. Lavrov agregó, según la paráfrasis de RT: “Lo que gobierna la transición es una reforma financiera global que corresponda a centros de crecimiento económicos nuevos y al papel menguante del dólar. Es probable que el formato del G20 sea la fuerza de arrastre de la reforma, donde más o menos la mitad del grupo comparten el objetivo de Rusia de descentralizar las finanzas mundiales. En cuanto a un nuevo conjunto de reglas, crecerán de manera orgánica en la medida en que el mundo se transforma”.

Al aproximarnos al año nuevo, la concreción de la visión de LaRouche de las “cuatro potencias” que colaboren en la creación de un nuevo orden mundial basado en los objetivos comunes de la humanidad, es urgente y más que en cualquier otro momento en el pasado, totalmente posible.