Nikki Haley se desenmascara

28 de diciembre de 2017

28 de diciembre de 2017 — Una llamada telefónica grabada entre la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, y el comediante ruso que se hizo pasar por primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, se ha vuelto viral en YouTube y para el 25 de diciembre ya la habían escuchado más de 360,000 personas. Nikki Haley le aseguró al “primer ministro” que Estados Unidos actúa siempre para “recordarle [a Rusia] cuál es su lugar”, y para oponérsele siempre que “traten de tener alguna influencia en cualquier región”, y le ofreció además que ella se va a segurar de que se conozcan las preocupaciones de Polonia.

El punto álgido de la entrevista llegó cuando Haley se comprometió con todo su corazón a respaldar a la isla de “Binomo” en el Mar de China Meridional, la cual, le informó el “primer ministro”, acaba de declarar su independencia (aunque no dijo de quién o de qué). Haley le aseguró al “primer ministro” que Estados Unidos estaba siguiendo esos acontecimientos con mucho cuidado. Pero, por lo visto, ni tanto, ni lo suficiente para percatarse de que no hay ninguna isla de “Binomo”.

Por supuesto, la prensa de Estados Unidos todavía no ha cubierto este suceso, pero eso no parece empañar su promoción de Haley como la verdadera voz de la política exterior estadounidense, y más bien apoyan la caracterización que hizo de ella el ex asesor de campaña y supuesto amante, Will Folks, como una “pícara mesera de Waffle House”. Ni Haley ni cualquier otra agencia del gobierno han confirmado ni negado la veracidad de la grabación que ya la ha dado la vuelta al mundo.