Alentadoras noticias desde Corea

5 de enero de 2018

5 de enero de 2018 — Estados Unidos y Corea del Sur acordaron el jueves 4 de enero posponer las maniobras militares anuales conjuntas Foal Eagle y Key Resolve —que generalmente se llevan a cabo en el período de febrero y marzo de cada año— hasta después de las Olimpíadas de Invierno y las Paraolimpíadas, que concluyen el 18 de marzo en Corea del Sur. Si Corea del Norte responde con la suspensión de sus pruebas militares, entonces se podría hablar que en la práctica se establecería la “suspensión dual” que Rusia y China han dicho que es necesaria para avanzar en las negociaciones hacia un acuerdo duradero, algo que Lyndon y Helga LaRouche han planteado también.

Cabe destacar que el director de EIR para Asia, Michael Billington, había señalado hace una semana exactamente que estaba en marcha un arreglo de ese tipo, y no debido a ningún factor local, sino debido al cambio de paradigma global que se está configurando y que LaRouche ha venido impulsando. En esta semana se dio primero el paso de Corea del Sur para reanudar las pláticas directas con Corea del Norte y días después la suspensión de las maniobras militares.

El anunció se dio luego de la conversación telefónica entre el Presidente Moon de Corea del Sur y el Presidente Donald Trump el jueves por la mañana. De acuerdo con la Casa Azul de la Presidencia surcoreana, los dos dirigentes acordaron colaborar para garantizar el éxito de los juegos olímpicos y por lo tanto demorar los ejercicios militares programados, para facilitar a las fuerzas armadas de ambos países concentrarse en la salvaguardia de la seguridad de la región durante los juegos, según informó el Korea Herald. El Presidente Moon destacó también la importancia de las pláticas entre las dos Coreas, y dijo que Seúl “trabajará muy de cerca con Estados Unidos en el proceso de las pláticas entre las dos Coreas, y nosotros (Corea del Sur) creemos firmemente que estas pláticas son útiles para el establecimiento de una atmósfera de diálogo entre Estados Unidos y Corea del Norte”, según informó la Casa Azul.

Luego del anuncio, Trump se acreditó la apertura de las posibilidades de las pláticas entre las dos Coreas. “Se imagina realmente cualquiera que las pláticas y el diálogo entre el Norte y el Sur se estaría llevando a cabo ahora si yo no hubiera permanecido firme, y dispuesto a comprometer nuestro poderío total contra el Norte”, tuiteó Trump. Y agregó que “¡las pláticas son algo bueno!”.

La suspensión de las maniobras militares se anunciaron luego de que Pyongyang abrió de nuevo la línea de comunicación entre las dos Coreas, a través de la villa de Panmunjon. El gobierno de Corea del Sur respondió de inmediato con la propuesta de las pláticas de alto nivel para el 8 de junio. Corea del Norte no ha respondido aún a esta propuesta, con lo cual queda abierta todavía la agenda y la fecha para iniciar las pláticas. “Los factores tales como el momento, el lugar y la agenda de las pláticas todavía están abiertos”, informó un funcionario del Ministerio surcoreano para la Unificación. Indicó que el ministerio “le dará seguimiento a la respuesta del Norte con relación al tipo de pláticas que se llevarán a cabo”. Por lo pronto, el anuncio que hizo el miércoles 3 el funcionario norcoreano de mayor jerarquía para las relaciones con Corea del Sur, Ri Son-gwon, parece sugerir que la agenda para el inicio de las pláticas se enfocará en la participación de Corea del Norte en las Olimpíadas. Sin embargo, el Korea Herald señaló que el anuncio de Ri deja abierta la posibilidad de que las pláticas abarquen temas de mayor amplitud, tales como las relaciones militares entre Estados Unidos y Corea del Sur.