Los británicos exponen a Steven Bannon como su agente

5 de enero de 2018

4 de enero de 2018 — El diario Guardian de Londres publicó el miércoles 3 que, el ex asesor de Trump, Steven Bannon, a quien corrieron de la Casa Blanca hace meses, dijo que la reunión que tuvo Donald Trump, Jr., en junio de 2016 en la Torre Trump con una abobada rusa, fue “traidora”, con lo que se viene a demostrar una vez más la caracterización que ha venido haciendo EIR y LaRouchePAC de que es el imperio británico el verdadero autor y ejecutor del ataque e intento de golpe contra la Presidencia de Trump.

El Guardian ha jugado un papel destacado en esta operación de la inteligencia británica. Uno de sus “periodistas”, Luke Harding, publicó un libro titulado Collusion (Colusión), para inflar el desacreditado “informe marrullero” del agente del MI6, Christopher Steele. Ahora, junto con la revista New York, el Guardian recibió una copia por adelantado del libro “Fire and Fury: Inside the Trump White House” (Fuego y furia: al interior de la Casa Blanca de Trump), el libro que saldrá al público la próxima semana escrito por Michael Wolff, un periodista estadounidense que tiene sus nexos propios con los británicos; uno de los motivos por los que Wolff tiene fama, es por la biografía que le escribió al magnate de los medios británico-australiano Rupert Murdoch. El autor de su “libro explosivo” que promueve el Guardian también goza de una reputación de mentiroso, arribista y pagado de sí mismo. (“Su gran don es su apariencia de tener acceso íntimo”, dice el editor que ha trabajado con Wolff. “Es diestro en hacer pensar al lector que ha pasado horas y días con sus sujetos, cuando en realidad no pasó nada de tiempo en absoluto”. Dice Michelle Cottle en The New Republic, en una de los muchos comentarios sobre su primer libro en 2004).

El libro Fire and Fury pretende estar basado en unas 200 entrevistas con personas de la Casa Blanca de Trump, a donde según él le dieron “acceso extraordinario” a funcionarios y asesores de alto nivel. Según el Guardian, “el personaje central en el sucio y feroz drama”, es Steven Bannon; es decir, Bannon es la fuente principal de Wolff, si es que en realidad tiene alguna otra.

Otro de los apartes del libro que publica la revista New York, son puros chismes, una versión barata del informe marrullero de Steele, pero sin las “regaderas de oro”, ni escenas de sexo, que aparenta ser un informe “tras bambalinas” de lo que realmente piensa Trump, su familia y sus asesores y lo que hicieron.

El informe del Guardian no contiene más que la misma bilis de Bannon de siempre, pero ahora dirigida contra el Presidente Trump y su familia; su acusación absurda de “traición” contra Manafort y Donald Jr., condimentada con pronósticos de que Mueller “va a romper a Don junio como un huevo en la televisión nacional”.