Trump habla en la Convención de las Cámaras Agropecuarias en Tennessee; anuncia nuevo informe para ayudar a zonas rurales de EUA

9 de enero de 2018

9 de enero de 2018 — El Presidente Donald Trump habló en la convención anual de la Federación Americana de Cámaras Agropecuarias (American Farm Bureau Federation), que se llevó a cabo en Nashville, Tennessee, el lunes 8. Anunció la publicación de un informe realizado por su Equipo Especial Intersectorial sobre la Prosperidad Rural Agrícola de 2017 (creada en abril del 2017), y firmó dos Ordenes Ejecutivas para ampliar la banda ancha de Internet en las zonas rurales.

Las Cámaras Agropecuarias, fundadas en 1919, se extienden por todo el país. Tienden a ser políticamente republicanas, y entre los servicios que dan a sus miembros, están la información sobre las granjas y del mercado, además de ofertas de compañías de seguros.

Trump comenzó sus comentarios elogiando ampliamente a la nueva ley de recortes fiscales. Sin embargo, los aplausos de pie, más espontáneos y sonoros, a algunos de sus comentarios, salieron en respuesta a su promesa de mantener el seguro Federal a la cosecha y a la producción. Los aplausos espontáneos son un reflejo del hecho de que en años recientes, el sistema de seguros ha proporcionado los medios para que los granjeros y los ganaderos puedan continuar trabajando mientras los precios de sus productos muy a menudo han caído por debajo del precio de producción. Esta situación a surgido bajo el sistema de desregulación de Wall Street (no hay precios de garantía; ni respaldo, etc.). El gobierno federal le paga a las compañías de seguro de Wall Street para que vendan pólizas con descuento a los operadores agropecuarios, para compensarles sus pérdidas por los precios bajos, los daños por el clima, etc.

Desde el 2013, el ingreso neto agropecuario en Estados Unidos a caído en 50%, a un nivel anual de alrededor de $61 mil millones de dólares. La franja agropecuaria tiene la mayor tasa de suicidios, de drogadicción, y otros horrores, a consecuencia de la falta de esperanza. Los condados agropecuarios se están quedando sin población.

Trump apenas tocó el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), dado que los agricultores desmoralizados han sido condicionados a pensar erróneamente que el TLCAN es crucial para que ellos tengan ingresos de las ventas de sus productos en el extranjero. Trump habló brevemente sobre el tema respecto a las renegociaciones para hacer un mejor acuerdo y lograr un TLCAN más “justo y recíproco”.

De hecho, bajo una perspectiva en la que todos ganamos, asociada con la Iniciativa de La Franja y la Ruta (IFR), las tres naciones de América del Norte podrían deshacerse el TLCAN (tal y como Trump lo planteó en su campaña electoral en el 2016) y reorientar conjuntamente el comercio con cada uno y con sus mejores socios, en especial China, de manera que se pueda restablecer y mantener la productividad del sector agropecuario de Norteamérica. En este proceso, el destructivo etanol que se saca del maíz y otros biocombustibles se pueden eliminar.

El informe de 23 páginas, que fue supervisado por Sonny Perdue, secretario de Agricultura, es un producto de varias agencias que recomiendan tomar varias medidas en las zonas rurales, poner a disposición una banda ancha, programas de innovación, y especialmente, reducir las normativas del tope de producción de la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA en sus siglas en inglés), de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA en sus siglas en inglés), y de otras agencias.

En la convención, la Federación Americana de Cámaras Agropecuarias (American Farm Bureau Federation) y la Unión Nacional Agropecuaria (NFU, en sus siglas en inglés) anunciaron el grupo de trabajo conjunto con el que darán la pelea contra la crisis de opiáceos en la franja agropecuaria.