Tillerson amonestó a los militares estadounidenses por “meter la pata” con lo de la Fuerza Fronteriza en Siria

20 de enero de 2018

20 de enero de 2018 — El Secretario de Estado de EU, Rex Tillerson, respondió a un periodista durante su vuelo de regreso desde California el miércoles 17, a una pregunta sobre la “fuerza fronteriza” de 30,000 efectivos que, según el comando militar de Estados Unidos en Bagdad a principios de esta semana, organizará en Siria las fuerzas armadas estadounidenses. Tillerson negó de plano que eso se estuviese considerando y criticó duramente a los militares individuales, anónimos, que lo anunciaron. Tanto el gobierno sirio como el turco, por sus propios motivos, han atacado duramente la maniobra; Siria lo calificó a una participio de facto del país por parte de una fuerza de ocupación ilegal; Turquía, por armar una fuerza compuesta de elementos curdos que ellos consideran que están vinculados al grupo terrorista PKK.

“Bueno, yo tuve una reunión aparte con el ministro de Relaciones Exteriores [de Turquía] Cavusoglu ayer [en la reunión de Vancouver sobre Corea el martes 16]. Es algo desafortunado; toda esa situación se ha presentado mal, se ha descrito mal. Alguna gente habló mal. No estamos creando ninguna fuerza de seguridad fronteriza en absoluto. Hemos compartido esto con los turcos; lo que estamos haciendo es que tratamos de asegurar que los elementos locales proporcionen seguridad a las zonas liberadas. Y todavía están, como he dicho, todavía el EIIS ataca en partes del noroeste de Siria y a lo largo del Valle del Eúfrates. Así que se trata solo de más entrenamiento y de tratar de bloquear al EIIS en las rutas de escape.

“Creo que es desafortunado que algunos hayan hecho esos comentarios que dejaron esa impresión. Eso no es lo que estamos haciendo. Hablé con el secretario [de Defensa] Mattis esta mañana para asegurar que él y yo seamos todavía del mismo criterio sobre lo que estamos haciendo, y nada ha cambiado. Así que eso tiene que aclararse con Turquía. Les debemos una explicación. Que eso, eso no se describió apropiadamente y es desafortunado. Entendemos por qué reaccionaron como lo hicieron”.

Con esta “aclaración”, es comprensible que los turcos, y todos los demás, sigan preocupados.