Victoria Nuland, promotora del golpe nazi de Maidan, niega ser agente británica. “No me culpen; yo solo refería a Christopher Steele con el FBI’

7 de febrero de 2018

7 de febrero de 2018 — Victoria Nuland, ex funcionaria del Departamento de Estado durante el gobierno de Barack Obama, quien conspiró para imponer un cambio de régimen nazi en Ucrania en el 2014, está ahora tratando de poner reparos a su complicidad con el “ex” espía británico Christopher Steele, con respecto al Trump-gate. Nuland, como secretaria de Estado adjunta para asuntos sobre Europa y Eurasia durante el gobierno de Obama, trabajó muy de cerca con los británicos y en particular con Steele, en todo el proceso de la insurrección de la Plaza Maidan para derrocar al gobierno legítimo de Ucrania. Ella salió el domingo 4 en el programa de entrevistas de CBS News Face the Nation, dos días después de que Devin Nunes, presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, señaló que el Departamento de Estado de Obama tenía que ser investigado, junto con el FBI, por las irregularidades en torno al Trump-gate. A Nuland le preguntaron qué sabía ella sobre el “sucio expediente” de Steele de 2016 sobre Trump.

Nuland respondió que en julio del 2016, Steele fue a verla al Departamento de Estado, con información sobre Trump. Ella dijo, “El [Steele] me dio dos o cuatro puntos breves sobre lo que él estaba encontrando, y nuestra reacción inmediata fue, ‘esto no es nuestra competencia’ ”. Más aún, “ ‘esto tiene que enviarse al FBI, si hay alguna preocupación aquí respecto a que algún candidato o la elección en su conjunto puede estar influenciada por la Federación Rusa. Eso es algo que el FBI tiene que investigar’ ”, dijo Nuland. Luego, según ella el Departamento de Estado le refirió la información al FBI.

Nuland se dilató en dar su respuesta: “Nuestra reacción al ver esto [fue que], no es nuestro... no podemos evaluar esto. Y francamente, si todo miembro de la campaña a quién los rusos trataron de acercarse y trataron de influenciar, hubiera ido también al FBI en tiempo real, no estaríamos en el embrollo en el que estamos hoy”.

Luego, justo al día siguiente, la declaración conveniente que dio fue rebatida por completo con el nuevo memorando “Grassley” que fue publicado el lunes 5 por la Comisión Judicial del Senado. Establece que fue una fuente de la campaña de Hillary Clinton, quien llevó el material en contra de Trump (de una fuente extranjera que no se nombra), para el Departamento de Estado, cuyo material luego le fue dado a Christopher Steele, quien escribió otro expediente contra Trump. Fue fechado el 19 de octubre de 2016, y todavía no se ha puesto a disposición del público.