Embajadores iberoamericanos en China rechazan la geopolítica: Tillerson anda perdido cuando habla de “imperialismo” chino

9 de febrero de 2018

9 de febrero de 2018 — Varios embajadores iberoamericanos y otros diplomáticos que recientemente fueron enviados a representar sus naciones en China, rechazaron las afirmaciones geopolíticas que hizo Rex Tillerson, Secretario de Estado de Estados Unidos, el 2 de febrero, respecto a que la actitud de China en Iberoamérica constituye la de una nueva “potencia imperial”.

El sitio electrónico 14ymedio.com dio a conocer el miércoles 7, las declaraciones del embajador de Argentina en China, Diego Guelar, quien recalcó que “la época de los imperialismos está agotada. Hoy hay una ecuación multipolar muy clara en el mundo y eso hace bien... En este momento, China tiene un rol importantísimo con todos los países latinoamericanos, tanto en el tema comercial como en el financiero y de inversiones”. Es más, el hecho de que Argentina tenga unas relaciones muy “equilibradas y muy importantes, tanto con China como con Rusia” no debería “alterar de ninguna forma las muy buenas relaciones con Estados Unidos”, añadió el embajador. Diferentes compañías chinas están presentes en Argentina, y están creciendo, informó, y esta tendencia “no tiene reversión”, señaló. “No tenemos nada que temer…son relaciones muy respetuosas en el campo de las soberanías nacionales y con claras ventajas para ambas partes”, insistió.

En un tono similar, informó la agencia EFE, el embajador de Colombia en China, Óscar Rueda, señaló que las relaciones de su gobierno con China se dan “dentro de un marco de amistad y de beneficio común”. Además, subrayó que “quien puede calificar las relaciones entre dos países son los propios países”. China es uno de los socios comerciales más importantes de Colombia, y el plan es continuar abriendo los mercados allí y exportar nuevos productos, como aguacates y carne de res, agregó.

El director comercial de Chile en Shangai, César Suárez, le explicó a EFE que cuando Chile firmó su acuerdo de libre comercio con China en el 2006, muchos críticos lanzaron advertencias similares a las de Tillerson: que la producción local se iba a ver afectada, que iban a haber efectos negativos de largo plazo, etc. Pero lo que sucedió fue que “a la larga es que nosotros tuviéramos superávit”. El comercio se ha cuadruplicado desde el 2006, afirmó. Las “líneas de integración y trabajo con China son muy fuertes y nosotros lo vemos con buenos ojos”, al igual que son buenas las relaciones con Estados Unidos, agregó.

Leonardo Olivera, Cónsul General de Uruguay en Shangai, señaló de manera similar que no existe contradicción alguna en tener buenas relaciones tanto con Estados Unidos como con China, las dos mayores potencias económicas en el mundo. “Este año celebramos treinta años de relaciones diplomáticas. China es el primer socio comercial de Uruguay y a este país van el 28% de las exportaciones”, apuntó Olivera.