El senador Grassley publicó su memorando; pide acción penal contra el espía británico Steele; el Departamento de Estado y la campaña de Clinton, implicados

10 de febrero de 2018

10 de febrero de 2018 — El lunes 5 de febrero, el presidente de la Comisión Judicial del Senado, Chuck Grassley (republicano de Iowa) y el presidente de una de las subcomisiones, el senador Lindsey Graham (republicano de Carolina del Sur) publicaron un memorando de ocho páginas, el cual le habían presentado a las autoridades judiciales desde el 4 de enero, para respaldar su solicitud de abrir acciones penales contra el “ex” espía británico, Christopher Steele, por sus actividades ilegales contra la campaña de Trump en las elecciones presidenciales de 2016, e implica al Departamento de Estado y a la campaña de Hillary Clinton.

Les tomó varias semanas de retraso para hacer que el FBI y el Departamento de Justicia tachara todas las partes que insistían que no podían hacerse públicas. Y no obstante eso, clasificaron de confidencial una cantidad de material que antes no estaba clasificado y ya era accesible al público.

El sitio electrónico del senador Grassley publicó un facsímil del documento, junto con toda la correspondencia relacionada con los personajes del Departamento de Justicia y del FBI. https://www.grassley.senate.gov/news/news-releases/after-house-gop-memo-fbi-oks-release-unclassified-steele-referral

El memorando tiene muchas partes tachadas, pero la cuestión central queda clara y comprensible: alguien asociado a la campaña de Clinton le pasó información contra Trump, proveniente de una fuente extranjera no identificada, a una persona del Departamento de Estado. Esta persona del Departamento de Estado, le pasó la información a Christopher Steele, quien luego produjo un informe (fechado el 19 de octubre de 2016, y que hasta ahora no se ha hecho público) y lo difundió entre algunos medios noticiosos y al FBI. (Este informe no es el conocido expediente marrullero en contra de Trump que se dio a conocer en enero de 2017).

Varios comentaristas de los medios noticiosos señalan que las personas a las que se refiere en esta cadena de colusión con el operativo británico contra Trump, son: Jonathan Winer en el Departamento de Estado; y Cody Shearer, un personaje asociado a los Clinton, identificado como un “arreglador de problemas”.

Esta es la versión del memorando: “Un memorando del señor Steele que no fue publicado por Buzzfeed está fechado el 19 de octubre de 2016. El informe alega (TACHADO), y también (TACHAD0). El memorando del señor Steele establece que su compañía ‘recibió este informe del Departamento de Estado de EU’, que el informe fue el segundo de una serie, y que el informe contenía información que salió de una fuente extranjera que ‘está en contacto con (TACHADO), un contacto de (TACHADO), un amigo de los Clintons, que se lo paso a (TACHADO)’. Es preocupante ya que la campaña de Clinton haya financiado el trabajo del señor Steele, pero que estos asociados de Clinton estuviesen alimentando contemporáneamente los alegatos del señor Steele, plantea muchas más inquietudes sobre su credibilidad”.

En varias ocasiones, el senador Grassley ha señalado las “discrepancias” evidentes en lo que Steele le ha dicho a un tribunal en Londres el año pasado, y lo que él le ha dicho a las autoridades en Estados Unidos.

Jonathan Winer ha tenido una carrera en el Departamento de Estado que abarca desde el período de Obama, como su Enviado Especial par Libia (2013-2016), luego asesor principal para asuntos del MEK (campo Faluja) en Iraq (reubicación, protección, salida de Iraq); segundo asistente del Secretario de Estado (en la década de 1990) par asuntos judiciales, como dinero transfronterizo, drogas, asuntos financieros, etc. Fungió como funcionario bajo la entonces Secretaria de Estado Madeleine Albright, bajo cuya gestión se organizó el acuerdo de Wall Street con las FARC en junio de 1999, que se consagró con el infame “abrazo de Grasso”, en referencia al entonces presidente de la bolsa de valores de Nueva York, Richard Grasso, quien se retrató abrazado de el secretario de finanzas de las FARC, Raúl Reyes.

Cody Shearer es una figura oscura que ha realizado operaciones turbias para los Clinton en Bosnia y otras zonas de conflicto. Se le describe como un “Fisher”, tanto de Bill como de Hillary Clinton; y es socio de otro tipo ligado a los Clinton, Sidney Blumenthal.